Nos subimos a la Ducati Hypermotard 1100 EVO/SP
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Nos subimos a la Ducati Hypermotard 1100 EVO/SP

Publicado

el

No son buenos tiempos para las superdeportivas, pero Ducati ha ampliado su gama Hypermotard con un modelo SP que colmará las expectativas de quien quiera una moto sport sin las limitaciones e incomodidades de una R. Como concepto, la Hypermotard es un estilo de moto tipo supermotard que, siendo eminentemente deportiva, no tiene las limitaciones propias de una superdeportiva en cuanto a comodidad y manejabilidad en un uso diario.

 

Hypermotard 1100 Evo

La versión HM 1100 Evo que se presentó oficialmente en Milán no difiere mucho del modelo anterior, pero es 7 kg más ligera, reduciéndose 1,8 kg en el chasis y 5,2 kg en el motor, con los cárteres fundidos por el sistema Vacural y que gana 5 CV de potencia. El chasis se ha modificado y aligerado en la parte trasera, conservando la habitual estructura de los rígidos bastidores multitubulares italianos y un basculante monobrazo de aluminio. El cuadro de instrumentos se hereda de la Streetfighter, así como los casi minimalistas pulsadores.

Por lo que respecta al motor, el cigüeñal heredado de la 848 ahora es 3,2 kg más ligero, las tapas son de magnesio, la culata se ha rediseñado y, entre otras cosas, monta una sola bujía (antes dos). Los pistones son nuevos y el radiador tiene un 85 % más de capacidad de refrigeración.

En cuanto al motor, la especialísima Evo SP comparte las mismas modificaciones que la versión Evo, pero la unidad que pudimos probar en Cerdeña equipaba un escape Akrapovic lógicamente sin catalizar y modificaciones en la centralita, lo que, unido a las suspensiones de Öhlins (amortiguador Sachs en la Evo), hacen de esta SP una moto con un comportamiento muy diferente.

 

Evo SP

Con la decoración deportiva y emblemática de Ducati Corse y salpicada de fibra de carbono, la versión SP de la Hypermotard Evo destaca por montar una horquilla multirregulable con barras de 50 mm y 30 mm más de recorrido que la versión Evo. El amortiguador trasero con depósito de gas separado se ancla en un basculante monobrazo de aluminio y es regulable en compresión, extensión y precarga de muelle. Reforzando su aspecto más deportivo, las pinzas de freno son Brembo Monobloc heredadas de las motos de superbike con pistones de 34 mm, y muerden dos discos de 305 mm. Éstos van montados sobre unas llantas forjadas de Marchesini muy ligeras que facilitan la conducción más deportiva que reclama esta SP.

La versión Evo SP cuesta 2.200 euros más que la Evo e incorpora de serie la toma de datos DDA (Ducati Data Analyser) a través de un puerto USB que en la versión Evo es un accesorio -un datalogger que sirve para volcar los datos en un PC.

Y es que Ducati apuesta fuerte por la familia Hypermotard para tener una alternativa a las superdeportivas, que están pasando un momento muy delicado, y poder ofrecer sus encantos a los usuarios de las naked -Monster.

La versión estándar es una moto versátil y agradecida que, desde mi punto de vista, debería de tenerse más en cuenta. La versión SP es sencillamente fantástica y su versión cromática Ducati Corse, toda una declaración de principios.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos