PUBLICIDAD Billboard

Nos montamos en la nueva y espectacular MV Agusta Rivale 800

Noticia patrocinada por:

PUBLICIDAD Content_1

Patrocinado por Bikerland

Posiblemente era una de las motos que habían levantado más expectación en los últimos meses. La marca de Varese siempre construye motos bellísimas, pero esta es la primera vez en muchos años que produce una moto distinta a sus deportivas F4 y F3 o a sus naked Brutale.

La nueva Rivale no es una Brutale con otro diseño: se trata de una moto distinta, con la mayoría de sus componentes diferentes a los de la Brutale. En la Rivale se ha querido, partiendo de la base de una naked, crear una supermotard, y para ello se ha modificado totalmente la posición de conducción, más elevada y avanzada que en la conocida naked. El motor tricilíndrico también ha sido revisado, y aunque ofrece los mismos 125 CV de la Brutale 800 entrega más par, y su 'ride by wire' ya no tiene aquel desfase que había en la naked y en la F3. Dispone de tres modos de conducción y de control de tracción de 8 niveles.

El espectacular diseño carga peso en la parte frontal y aligera la parte trasera, en la que hay dos pilotos traseros de leds integrados en el colín , mientras que los intermitentes y la matrícula están integrados en el pequeño guardabarros trasero. Las suspensiones son Marzocchi (delante) y Sachs (detrás), multiajustables. Para mantener las líneas limpias de su diseño los retrovisores (plegables) se integran en los extremos del manillar, como en la primera versión de la Ducati Hypermotard.

Dinámicamente la Rivale no se parece demasiado a la Brutale que lleva su mismo motor. La posición de conducción, muy distinta, condiciona su comportamiento. La Rivale está más pensada para 'hacer el cabra', ya que al cargar el peso sobre la rueda delantera es fácil derrapar con la trasera, con el añadido de un freno posterior muy potente. El potentísimo tricilíndrico también hace que la rueda delantera se levante con facilidad simplemente acelerando, incluso en segunda. La Rivale acelera mucho, pero mucho. Por suerte también frena bien. En curvas, aprovechando su agilidad y la potencia de su motor, es tremendamente eficaz y divertida.

Podréis leer toda la prueba en los próximos Solo Moto Actual nº 1.929 y el Solo Moto 30 nº 369

 

Deja un comentario