PUBLICIDAD

Normativa ITV, la Europa de las desigualdades

La Comisión de Transporte y Turismo del Parlamento Europeo solicitó el pasado mes de febrero a la Comisión Europea que se aplique la obligación de una inspección técnica periódica (ITV) a todas las motocicletas, scooters y ciclomotores.

Esto que a nosotros nos resulta un trámite familiar, ya que desde mediados de los 80 andamos lidiando con la visita periódica a los centros de inspección, no parece tan corriente en algunos lugares de Europa.

En realidad existen diferencias importantes en el contexto europeo en lo tocante a la aplicación de la ITV. La inspección técnica obligatoria está prevista en casi todos los países y está regulada por la directiva 2014/45/UE, pero algunos solo la introducirán en 2022 e incluso hay algunos países que no están dispuestos a ponerla en marcha (Holanda, Irlanda y Finlandia) y sólo unos pocos también lo han establecido para ciclomotores. Entre estos últimos se encuentran Italia, España, Austria, Croacia y Lituania.

De hecho, para nosotros la ITV es obligatoria en todos los vehículos, incluidos los ciclomotores. Debe realizarse por primera vez dentro de los cuatro años desde el primer registro y cada dos años a partir de entonces.

Clave: seguridad

Recordemos que la ITV sirve fundamentalmente para verificar la seguridad de los vehículos (frenos, sistemas de iluminación, suspensiones y neumáticos principalmente) aunque en la práctica los diferentes países lo interpretan de manera diferente.

Lo cierto es que a pesar de las diferencias de criterio entre comunidades e incluso entre estaciones de ITV o los mismos técnicos encargados de realizar la inspección, a la larga se ha demostrado que su labor contribuye a mejorar la seguridad del parque rodante.

En apoyo de sus demandas, la Comisión de Transportes puso sobre la mesa un estudio con estadísticas de accidentes con ciclomotores en nuestro país, sin embargo estos datos fueron cuestionados por otros países países más reticentes  que piden estudios específicos en cada uno de ellos.

Por lo que parece no todos los europeos somos iguales. Por el momento.

Deja un comentario