No vayas al gimnasio, monta en moto cada día
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

No vayas al gimnasio, monta en moto cada día

Publicado

el

Ir en moto, scooter o ciclomotor por nuestras ciudades cada día es tan exigente físicamente como jugar un partido de futbol, baloncesto o tennis. Así lo aseguran el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), el Colegio de Fisioterapeutas de Cataluña, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas del País Vasco, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Navarra, y el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Galicia, a través de uno de sus últimos videoconsejos  de la campaña ‘12 meses, 12 consejos de salud’.

Sin ir más lejos, realizar viajes largos o trayectos diarios en moto puede originar patologías como el síndrome de túnel carpiano (esa sensación de que se te duerme la mano), epicondilitis o ‘codo de tenista’ (dolor en la cara externa del codo), lumbalgia, dorsalgias, cervicalgias, o el síndrome compartimental (relativamente frecuente en los pilotos y que se manifiesta en forma de hormigueo, calambres, debilidad y un dolor agudo similar a cuando se monta un músculo).

Muchos motoristas sufren este tipo de lesiones porque montar en moto obliga a nuestro cuerpo a adoptar posturas y a realizar movimientos poco ergonómicos que poco a poco hacen que nuestros músculos y articulaciones acumulen cansancio y estrés, hasta que un día llega el dolor que anuncia una lesión.

Por este motivo, los fisioterapeutas de nuestro país recomiendan dedicar cinco minutos a realizar unos ejercicios de calentamiento y estiramiento antes de emprender la marcha con la moto y en cada parada (cada 200 kilómetros) para prevenir futuras lesiones posturales. Es decir, tomar las mismas precauciones que si se fuera a realizar una actividad deportiva.

Calentar y estirar
Entre los ejercicios que los fisioterapeutas recomiendan destacan el de girar el cuello varias veces a derecha e izquierda hasta alcanzar la máxima extensión; realizar una rotación semicircular del cuello a derecha e izquierda sin hacer el giro de 360 grados, sino de 180 grados como máximo (repetir varias veces hacia cada lado); flexionar la espalda hasta cogerse los tobillos con las manos y aguantar en esa posición unos segundos; y agacharse flexionando las rodillas y sujetándose a los estribos de la moto con los pies alineados con los hombros.

¿Más consejos? Apoyar la pierna sobre el asiento y flexionar el tronco intentando tocarse las botas con las manos; coger la bota por la espalda y tirar hacia arriba hasta notar que se estira el cuádriceps; cogerse el codo con la otra mano y tirar de él acercando lo al pecho; agarrarse a la moto y girar el tronco hasta notar que tira el bíceps; o girar la muñeca hacia abajo con el brazo extendido, coger los dedos con la otra mano y tirar hacia uno mismo para relajar la muñeca.

Del mismo modo, los expertos han aconsejado girar también la muñeca hacia arriba y con la palma de la otra mano, empujar los dedos hasta notar tensa la musculatura de la muñeca; con la mano estirada, cerrar los dedos solo con los nudillos, sin llegar a cerrar el puño, repitiendo el movimiento varias veces con cada mano; y cerrar el puño y lo abrirlo con fuerza estirando los dedos lo más posible, repitiendo el movimiento varias veces con cada mano.

Siempre bien equipados
Al margen de estas recomendaciones, los fisioterapeutas también recuerdan la importancia de equiparse correctamente siempre que se vaya a utilizar la moto con casco, guantes, botas, y ropa con protecciones para protegerse en caso de caída. Si no se tiene chaqueta o pantalón de cordura o cuero con protecciones, recomiendan llevar al menos cubierta toda la piel, evitando camisetas de manga corta, faldas o pantalones cortos, ya que el asfalto es muy abrasivo en caso de caída.

Asimismo, aconsejan la faja lumbar para los viajes largos y en los casos en los que ya haya aparecido alguna molestia, también en los trayectos diarios. También recomiendan el uso de rodilleras cuando se ruede en circuito y para motos de campos, y de tobilleras cuando no se utilicen botas específicas para esta actividad. Además, consideran necesario el uso de espalderas, un dispositivo ortopédico de seguridad pasiva, que minimiza las lesiones de espalda en caso de caída. Existen monos de cuero y chaquetas que la incluyen, con diferentes grados de dureza.

Por otra parte, los fisioterapeutas explican que a la hora de elegir la moto, uno debe de asegurarse de que puede apoyar completamente las plantas de los pies en el suelo, y de que una vez que se siente, puede mantener los codos ligeramente flexionados cuando  agarre el manillar.
Y es que la ergonomía y la “higiene postural” son los aliados fundamentales para la prevención de accidentes de motocicleta, y por tanto, la elección de la misma debe realizarse no solo basándose en los gustos personales, sino sobre todo en la propia fisionomía y el uso principal que se le vaya a dar. Más en www.cfisiomad.org.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2052

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos