¡No sin mi moto!
Connect with us
Publicidad

Noticias de motos

¡No sin mi moto!

Publicado

el

Son muchos los aficionados que querrían ir con su moto a todas partes, pero que no siempre pueden. Mientras estás soltero, o con pareja, siempre es posible plantearse las vacaciones en moto, pero cuando la familia crece, entonces la cosa se complica, y mucho.

Ya seas aficionado al off-road más purista, o un fiel amante de las superbikes y los circuitos, hay opciones para afrontar las dificultades de transportar vuestras motos allá donde queráis llevarlas.

Si esto solo lo vais a hacer una o dos veces al año, alquilar una furgoneta es una muy buena solución. Pero si esto se va a convertir en una necesidad más habitual en vuestras vidas, quizá hayáis llegado al punto de plantearos comprar un vehículo que os permita transportar vuestra, o vuestras, motos.

Además de tener en cuenta que transportar la moto sea posible, el presupuesto es un dato básico a tener en cuenta. Con este reportaje lo que pretendemos es facilitaros la elección del transporte aportándoos  varias opciones de presupuestos variados. Desde grandes furgonetas hasta los remolques, os presentamos diferentes opciones para transportar vuestra moto.

Remolques

Esta es la opción más económica, aunque no podría decirse que es la más cómoda. En este caso os encontraréis de hándicap de qué hacer con el remolque cuando no lo uséis. Si tenéis espacio suficiente en casa no es un gran problema, pero aquellos que viváis en grandes ciudades, podría suponer más de un quebradero de cabeza.

Lo bueno es que es mucho más barato que una furgoneta o pick-up y también los hay cerrados por lo que, en caso de encontraros con mal tiempo por la carretera, vuestra moto estaría a buen resguardo.

Hay remolques sencillos de un solo eje, que permiten transportar una o incluso dos motos, y algunos modelos incluyen rampa para poder subir cómodamente la motocicleta. Podréis encontrarlos por menos de 400 euros, con lo que se convierte en una opción muy plausible.

En los últimos años, también se han ido mejorando estas opciones, y a día de hoy es posible incluso encontrar remolques plegables que facilitan inmensamente el problema de guardarlo cuando no se use. Eso sí, en este caso nos ha costado mucho encontrar opciones económicas, y el más barato que hemos localizado sale por alrededor de 1.150 euros.

Si subimos un poco el presupuesto, ya podríamos optar por un remolque cerrado. En este caso, circularíamos con la tranquilidad de saber que la moto está protegida de las inclemencias del tiempo, o incluso de que alguna piedra del camino la golpee causándole una rayada indeseada.

En este caso encontraréis alguna opción por menos de 2.000 euros, aunque la mayoría de modelos baila alrededor de los 4.000 euros. Lo bueno es que contaréis con la ventaja de que, además de la moto, podréis aprovechar el resto del espacio para transportar mucho más equipaje.

Furgonetas

La Volkswagen Transporter es una gran opción, ya que cuenta con diferentes carrocerías y te permite elegir la más adecuada a tus necesidades con diferentes longitudes de batalla y tres alturas diferentes de techo. Con un buen preparador, incluso sería posible adaptar la versión de techo alto para situar una cama.

Como el resto de vehículos industriales Volkswagen, la Transporter ofrece una conducción considerablemente dinámica y es casi tan fácil de conducir y maniobrar como un turismo grande. Otra de las ventajas de la Transporter es que ofrece la opción de elegir la versión 4Motion con tracción a las cuatro ruedas, lo que podría ser algo imprescindible para más de uno. Eso sí, todo suma y cuantas más opciones añadas, más cara saldrá.

Otra muy buena opción de Volkswagen es la Crafter. una opción más “industrial” y por ende, también la más preparada para transportar la moto de forma segura. Su zona de carga es completamente diáfana y ofrece una gran cantidad de de anillas, raíles y diferentes opciones para poder asegurar la moto y atarla perfectamente.

Su zona de carga puede llegar a alcanzar una superficie de 9,6 metros cuadrados, lo que deja espacio para mucho material. Eso sí, su tamaño considerablemente más grande y su filosofía mucho más industrial que la de la Transporter hacen que su conducción no sea tan suave como en el modelo anterior. Aún así, no tiene nada que ver con las furgonetas de hace 20 años y os resultará fácil adaptaros a ella. Por si os lo estabais preguntando, la Crafter también cuenta con la opción 4 Motion.

La Mercedes-Benz Vito furgón también sería una buena opción. Cuenta con un espacio de carga de más de dos metros y medio en la versión compacta, superficie más que suficiente para transportar una moto. De ahí, podrías incluso optar por la Vito de batalla extralarga cuya zona de carga mide más de tres metros de largo.

El precio del modelo arranca en 21.464 euros pero si queréis la versión 4×4, que distribuye la fuerza del par en una proporción de 45:55 delantera/trasera, será un extra que tendréis que pagar. De hecho, quizá uno de los mayores hándicaps de la mercedes es que prácticamente todo son extras. Eso sí, fiabilidad y durabilidad de los productos Mercedes-Benz van incluida ya desde el modelo base.

Tampoco queríamos dejar de lado la Ford Transit Custom. Ford renovó los motores de su gama Transit el año pasado, logrando unos consumos realmente competitivos y unas emisiones de CO2 comedidas. Al igual que pasaría con la Vito o la Transporter, su conducción es tan suave que casi tendréis la impresión de llevar un turismo.

Además, llega con un paquete completo de sistemas de ayuda a la conducción y sistemas de seguridad como detector de peatones, control de balanceo del remolque o frenada de emergencia. Su precio arranca en 15.743 euros que, por supuesto, se pueden incrementar considerablemente según el motor, el acabado o las opciones que queráis incorporar.

Por supuesto, estos no son los únicos modelos, solo hemos querido destacar algunos de los mejores, pero la lista podría alargarse hasta el Nissan NV300, Renault Trafic, Opel Vivaro.

Pero si vuestra pasión por las motos solo es comparable con vuestra pasión por buscar las opciones de transporte más respetuosas con el medioambiente, entonces vuestra alternativa ideal sería una furgoneta 100% eléctrica.

Por el momento, las opciones aún son pocas, y deberíais aseguraros de que su autonomía cubre vuestras necesidades, pero cualquiera de los siguientes modelos encajaría mejor con vuestra filosofía en cuanto al cuidado del medioambiente.

En este caso podríais optar por una Iveco Daily Electric o el Renault Master Z.E. Peugeot, Nissan o Piaggio son otros fabricantes que realizan furgones eléctricos, pero en sus modelos intermedios y el espacio de carga no sería suficiente para cualquier moto. Ahora, si creéis que en vuestro caso podría ser suficiente, son opciones muy válidas.

 

 

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos