PUBLICIDAD Billboard

No se abre la puerta del párking y… ¡pam!

No sabemos qué esperaba el tío de este vídeo, ¿que se abriera la puerta del párking por atre de magia? Va con su moto directo y convencido hacia el garage con la confianza de que entraría a la primera, pero no.

Quizás es que va un poco corto de vista o que alguien le ha engañado diciendo que la puerta era de apertura automática, pero la cuestión es que el tortazo que se mete es de campeonato. ¡Ah! y ya puede estar comprando una nueva puerta…

PUBLICIDAD Content_1

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario