fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1
Fotos: Motos Made In Spain

MTV Yak 410, una moderna y ligera trail 100% española con culata Desmo

La industria nacional en los albores de los 80 buscaba reinventarse con productos novedosos, como esta desconocida trail que hoy os mostramos, la MTV Yak 410, la trail española que podía haber dado un vuelco a todo.

En 1979 el paradigma de las motos cambia: la Yamaha XT 500 ha sido un gran éxito y se presenta la nueva y revolucionaria BMW R80 G/S. Así puede considerarse que nacen las trail: una evolución de lo que antes se llamó «Scrambler», enfocado a un uso mixto, más de diario o incluso viajero. La industria española tardó poco en darse cuenta.

Da la sensación, visto desde nuestros días, que la industria de la moto española llegaba tarde a todas las novedades. Sin embargo, a poco que te fijes, es precisamente lo contrario: aquí «inventamos» la moto de trial moderna.

Aquí se hicieron las mejores motos de cross, precisamente especializadas en ello y no motos de carretera modificadas. Incluso diseñamos, fabricamos y vendimos motos específicas para dirt track, como las famosas Astro de Bultaco. Y si, en 1979 las nubes de tormenta asomaban en el horizonte de la moto española. Pero claramente; no se había acabado la inspiración.

Las primeras grandes trail están naciendo en esa época. De la BMW R80 G/S se ha oído hablar entonces, pero todavía es una promesa. De las japonesas sólo la XT ha nacido ya y tiene éxito en países como Francia. El término «trail» se emplea poco más que para denominar un modelo de Montesa Cota con asiento de dos plazas.

Foto de la MTV Yak 410
Una trail que podría haber sido un boom de nuestra industria.

Pero algunas de las marcas españolas se dan cuenta de que ahí existe un filón por explotar a corto plazo. Una de ellas es Sanglas: su monocilíndrico con mucho par puede ser un buen motor para una moto así y servirá para revitalizar la marca, sin una inversión elevada. Otra de las que se da cuenta es Mototrans, aunque en este caso si será inevitable esa inversión.

Mototrans es una fábrica de motos establecida en la calle Almogávares de Barcelona en 1958 para construir, bajo licencia, las Ducati. Salen de allí motos tan míticas como la 250 «24 Horas». Pero a finales de los 70, tras la época de las Road, Forza, Vento y las inefables Twin, las cosas no pintan bien: el acuerdo de licencia peligra y la fábrica quiere una mayor independencia de los italianos.

Crean su propia marca, que se llamará MTV y será conocida por sus ciclomotores, de calidad y sobre todo, muy rápidos, por su motor Zündapp. Pero siempre han fabricado motos completas, con motores de 4T. Y quieren continuar esa línea.

Foto de la MTV Yak 410
La instrumentación incluía velocímetro y tacómetro.

Para ello desarrollan su propio «mono 4T» y es un motor muy moderno (para la época, aunque hoy en día no estaría muy desfasado) y sorprendente: es ligero, para la época, lleva culata con distribución desmodrómica, arranque eléctrico, cambio de seis marchas y con 406 c.c. alcanza los 38 CV: una XT de ese año da 32 y arranca a patada solamente.

Se monta en un chasis específico para ella, con una carrocería angulosa y muy moderna, atractiva y de buena apariencia, con suspensiones normales, pero de calidad. Es una moto interesante, que sólo se llegó a ver en público con motivo del salón de Barcelona de 1979.

Se llegaron a hacer una corta serie de entre 50 y 80 motores. Pero el tiempo corría en contra. En 1980 el futuro no está claro y lo importante es mantener puestos de trabajo y salvar lo posible de la industria. Mototrans entra en aquella operación que suponía la unión con Sanglas, con financiación de un banco, para convertirse en Yamaha.

Y esta operación parecía más segura y con menor riesgo que continuar esos proyectos nuevos. La Yak 410 murió antes de nacer y de la que hubiera podido ser una de nuestras clásicas más sorprendentes sólo queda el recuerdo y una exacta réplica de cómo era aquella moto.

¿Cómo se recuperó la Yak 410?

Decíamos que se llegaron a fabricar unos cuantos motores de aquella Yak. Aquellos motores no se destruyeron: se vendieron a una nueva fábrica que nació poco después de esta historia: Merlín. La fábrica de motos de trial enseguida vio el futuro que había en el trail y decidieron continuar el proyecto.

Dibujaron un prototipo, de nombre «DG8 Monegros», que ya prefiguraba lo que sería su primera trail. Esta salió al mercado con el nombre Merlín DG11. Y prácticamente arruinó a la empresa: aquellos motores MTV tenían fallos de diseño: por un lado el cambio rompía los topes del selector y por otro el sistema de distribución era muy malo.

Dibujo de una Merlín DG8 Monegros.
Este es el esbozo de un prototipo de la futura DG11.

Pirelli les había convencido que tenían un sistema de correa de goma de distribución perfecto para aquel motor, pero lo cierto es que la correa se rompía (entre 1.000 y 10.000km, como mucho) y casi todas las DG11 construidas y vendidas rompieron y hubo que retirarlas, devolviendo el dinero. Algunas de aquellas DG11 todavía está por ahí.

Esta Yak fue construida por los hermanos Lozano. De una de las antiguas Merlín DG11 se sacó la parte mecánica (reparada). Todo el kit de carrocería hubo que replicarlo en Francia. El chasis y el resto de parte ciclo se hizo siguiendo los planos originales recuperados. Y así renació una moto de la que de otra forma no hubiésemos tenido más que algunas fotos.

Foto de la MTV Yak 410
Detalle de una moto «Made in Spain».

Esta moto es una de las cientos que están expuestas en el museo de Alcalá, o más propiamente dicho, la exposición «Motos Made in Spain».

Motos Made in Spain dispone de más de 1.200 motos para exponer, por lo que a las más de 300 ya expuestas se irán sumando, con el tiempo, exposiciones temporales centradas en algún modelo o especialidad. Puedes saber más en la web de la exposición Motos Made in Spain.

Texto: N. Ortega

Deja un comentario

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1