fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

Motos que rompieron moldes (Parte 2)

Como os prometimos, os ofrecemos la segunda parte de aquellas motos de diseño innovador que se fabricaron en serie, con otras 16 curiosidades. Motos que, para bien o para mal, rompieron moldes y destacaron de entre la media. Algunas fueron (y aún son) unas superventas, mientras que muchas otras fueron rápidamente olvidadas…

Como en la primera parte, iremos por riguroso orden alfabético.

Honda

Honda nos ha obsequiado a lo largo de los años con maravillosas y míticas motos como la Africa Twin, o las exclusivas hiperdeportivas RC30 o NR750, con su único motor de pistones ovales y 32 válvulas.

También se ha atrevido con nuevos conceptos, como la tecno-custom DN-01, movida por el motor bicilíndrico DCT derivado de la Deauville.

Motos de diseño innovador

O la Vultus, alias ‘la moto de Batman’. Rarezas que duraron poco.

Motos de diseño innovador

Kawasaki

Kawasaki ha tenido siempre motos deportivas, de atractivo diseño, pero no especialmente rompedoras, por lo menos hasta hace poco. Sus Ninja H2 son realmente poco convencionales…

… como lo es su nueva ZX-10R, que te puede gustar… o no.

KTM

Diseñadas desde el prestigioso centro Kiska de Austria, las KTM -especialmente las de carretera- siempre han tenido un sello personal y único. O las amas o las odias.

Su saga Duke y Super Duke (y sus secuelas) rompieron moldes. Lo mismo puede decirse de su única hiperdeportiva de gran cilindrada, la RC8.

Moto Morini

El regreso de Moto Morini a principios del milenio trajo unas bellas y potentes naked deportivas, las Corsaro 1200, con un diseño propio, pero muy italiano. De aquellas naked surgió la trail Gran Passo. Bella, igual no, pero diferente sí lo era…

MV Agusta

Cuando el Grupo Cagiva adquirió MV Agusta y Ducati también se llevó al maestro Massimo Tamburini en el mismo paquete. El autor de la maravillosa Ducati 916 creó en 1998 otra obra de arte, la MV Agusta 750 F4, dotada de un tetracilíndrico diseñado por Ferrari. Fijaos si el diseño era bueno que sigue siendo actual en nuestros días, 24 años después.

Otro diseño de una moto con mucha personalidad es el de la Rivale 800, aunque ésta fue fagocitada por la familia Brutale/Dragster.

Suzuki

Suzuki ha tenido diversos modelos con mucha personalidad a lo largo de los años. Por ejemplo, las futuristas Katana de 1984 o la DR Big 750 de 1989, que inauguró la ya extendida moda del ‘pico de pato’ en las trail.

Otro diseño innovador en su momento (1999) y que volvió a la palestra en 2021 es el de la Hayabusa. Nacida como réplica de Suzuki a la Honda CBR1100 XX, las redondeadas líneas de la ‘Busa’ buscaban fluir en el aire, pero además le dieron mucha personalidad.

De la misma Hayabusa nació la B-King en 2007, una enorme naked/muscle bike con unos sorprendentes escapes que parecían los famosos cuernos de los Alpes. La B-King no tuvo ni mucho menos el éxito de la Hayabusa.

Yamaha

Yamaha también ha tenido sus diseños personales, explorando nuevos segmentos. Uno de ellos fue la TDM 850 (luego 900), nacida de la exitosa Superténéré 750. La TDM sería lo que ahora son las ‘crossover’ o trail asfálticas.

Con un motor de R1 ‘tranquilizado’ Yamaha hizo una sport turismo, con un chasis y suspensión delantera muy especiales: La GTS 1000 Omega. Cómoda y veloz, pero también pesada y poco maniobrable, fue una curiosidad con poca repercusión en las ventas de Yamaha.

Muy personal fue también la MT-01, la primera de la gama MT. Una magnífica e innovadora naked/muscle, con unos acabados exquisitos. La 01 montaba el enorme bicilíndrico 1700 de la custom Drag Star, potenciado hasta los 90 CV y que entregaba montañas de par desde cero.

El concepto de aquella primera MT no fue bien entendido y se vendieron pocas de ellas, aunque ahora se pagan bien.

 

13 comentarios en «Motos que rompieron moldes (Parte 2)»

    • Hola Esteban, tienes la razón en que la Futura era de Aprilia y no de Cagiva (un despiste), pero la MT-01 sí fue la primera de la gama MT. Saludos cordiales.

      Responder
  1. Efectivamente. La MT-01 fue la primera MT (maxim torqe),de ahí el nombre, sus 150 de par eran y son una brutalidad. Posteriormente ya salieron las MT-03, y más actualmente toda la saga MT, que en nada son Maxim torqe.

    Responder
  2. Gran recopilación, además de cumplir con lo prometido en la primera parte habéis añadido otras tantas joyas (bueno, quizá no todas).

    Responder
  3. Muy interesantes ambas notas, como diseñador he admirado muchas de las rarezas que habéis mostrado. Si no me equivoco la Honda DN-01 tenía un motor en V derivado del Deauville 700 y no el de cilindros paralelos de la gama NC700…que si usaba la Vultus.

    Responder
  4. Siento ser un tiquismiquis, pero la Yamaha GTS llevaba un motor de FZR 1000 Exup limitado a 100cv con inyección,no llevó nunca el motor de R1, de hecho la GTS salió al mercado en 1993, cinco años antes de la R1.
    Pero sobre la base del motor R1’98 se desarrolló la FJ 1300,sustituta de la GTS.

    Responder
  5. Yo tengo una ktm rc8 desde 2010, gracias a una prueba o comparativa de solomoto. Tenia un gsxr1000 K3 y buscaba algo mas efectivo en las curvas. Gracias solomoto.

    Responder

Deja un comentario

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1