Motos A2 de 2017: un cambio no solo en la ley
Connect with us
Publicidad

Noticias de motos

Motos A2 de 2017: un cambio no solo en la ley

Publicado

el

La llegada de 2017 ha traído consigo varias novedades en lo que respecta a las motos: la normativa antipolución Euro 4, la obligatoriedad de que las motos de más de 125 c.c. incluyan ABS de serie (y por debajo de esa cilindrada, frenada combinada) y algunos cambios en lo que concierne a motos del carnet A2.

Recordemos que este permiso limita la conducción a motos de no más de 35 kW (que son 47,6 CV) y que tengan una relación peso/potencia de no más de 0,2 kW (0,27 CV) por cada kilo de peso (algo que a veces no se tiene en cuenta). Se pueden adquirir modelos que estén limitados partiendo de motos que no excedan de 70 kW (95 CV); así, no nos extrañará tanto ver que algunos fabricantes tenían en tarifa un modelo con más de 100 CV y el mismo con 95 CV, normalmente de motos populares, y eso era debido a que tenía que haber una versión de 95 CV -como máximo- para poder limitarlo a A2.

Hasta ahora se podría comprar una moto de hasta 95 CV (nueva o de segunda mano) y que en el concesionario o en un taller homologado nos la limitaran con un kit, ya fuese con un gas de recorrido limitado, con unas toberas de admisión de menor diámetro o variando el mapa de encendido. Luego, con el certificado del taller, había que ir a la ITV para que emitieran la nueva ficha técnica correspondiente.

Pero en este 2017 esto ya no es posible, ya que la nueva normativa no habla de motos limitadas, sino de ‘Vehículos transformados’ para referirse a motos limitadas de otras. Desde ahora y para estos modelos deberá haber dos homologaciones distintas o contraseñas de homologación: una para las que superen los 35 kW (L3e-A3) y otra para las motos de hasta 35 kW (L3e-A2), según el punto 5 del Apéndice 1 del R901/2014. Además, estos ‘vehículos transformados’ vendrán de fábrica con la potencia ya adaptada a 35 kW y no a base de un kit. De todos modos, si obtenemos el permiso A más adelante, habrá que ver si es factible modificar nuestra moto para obtener la potencia del modelo original. En todo caso, esta operación solo podrá realizarla un concesionario oficial, debiendo registrar todo el proceso paso a paso antes de legalizar la moto en la ITV.

¿Y qué significa esto? Para el fabricante, dos homologaciones distintas en lugar de una sola para la misma moto, con más trámites y gastos. Debido a eso algunas marcas han apostado por fabricar diversos modelos creados específicamente para el A2, de cilindradas que suelen ser de 250, 300 ó 500 c.c. Honda es un claro ejemplo de ello, pero no es el único. Y para los talleres (no concesionarios), significará que ya no podrán ni limitar ni deslimitar motos.

¿Y para nosotros? Pues que el número de motos a escoger se reduce, o por lo menos, el de motos grandes… Y que no será nada fácil devolver una moto limitada a su potencia original, tanto por su complejidad como por el coste total.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos