PUBLICIDAD

Será que la vaca no se ve… ¡y se la come!

Dicen que en Rusia se bebe mucho Vodka para afrontar y soportar las increíblemente gélidas temperaturas del invierno. Una excusa que bueno, podríamos dar por válida siempre que luego no se tenga que conducir.

Pero los dos jóvenes protagonistas de vídeo no pueden apoyarse en ese dicho. Primero, porque están en verano, por lo que no serviría. Y segundo, porque como podéis ver, van circulando con un scooter.

Ahora, ¿cuánto darían si les hicieran un test de alcoholemia? ¡A saber! Pero se le ve muy perjudicados.

i otro día veíamos como unos imprudentes se salvaban por los pelos de chocar contra unas vacas, cuando circulaban a más de 300 km/h, hoy, nuestro motorista choca contra una vaca que no es capaz de esquivar ni a 30 km/h.

Deja un comentario