Moto2, más difícil de lo que se imaginaban…
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Moto2, más difícil de lo que se imaginaban…

Publicado

el

Tras ganar el título de 125, y viendo su arranque con la RSV, Julián Simón era sin duda uno de los nombres que aparecían con más frecuencia en las quinielas. No puede decirse que su inicio de año haya sido malo, con dos podios y ocupando el cuarto puesto en la general. Aunque con un momento de crisis que hizo a muchos preguntarse qué le pasaba. “Me he visto sorprendido por muchas cosas. De ahí ha venido en parte mi baja confianza. Yo mismo me autopresiono, quiero estar siempre delante. En tu cabeza ése es el único objetivo, y cuando hay otros pilotos que se meten delante, no te sientes igual de convencido. En la pretemporada estábamos delante, encima cambiamos de chasis y parecía que sólo por eso debíamos ganar. Empezamos muy bien, pero en Mugello tuvimos un pequeño bajón. Sí, es verdad que un poco lo que me ha pasado ha sido la sorpresa de la categoría, que ha hecho que no tenga la misma mentalidad del año pasado, cuando sabía perfectamente que podía ganar o estar delante en todos. Aquí vas con más dudas”.

Y es que la igualdad que hace que un piloto pueda estar, por perder unas pocas décimas, quince puestos por arriba o por abajo es un concepto que ha dejado en shock a más de uno.

Yuki Takahashi, tras su experiencia en MotoGP y su buen papel en 250, es otro que contaba para meterse en los puestos delanteros de la categoría y uno de los que reconoce este factor. “No sabemos muy bien qué sucede, porque trabajamos igual que siempre”, nos explicaba el japonés, al que la Dirección de Carrera le anuló en el oficial del sábado hasta ocho vueltas por salirse de la trazada, algo que se advirtió previamente a los pilotos –sobre todo centrado en las curvas 10 y11-. “Los tiempos son muy cercanos. Un pequeño problema se convierte en una diferencia muy grande”. Tampoco está dando la talla Niccolo Canepa, que pese a brillar más bien poco en MotoGP, sí que parecía que podía sacar partido de esa experiencia y de los años con las 4T. “Es duro para mí mentalmente”, reconoce. “Trato de mantenerme al cien por cien, pero es difícil cuando no estás donde piensas que puedes estar. Esta categoría es más difícil de lo que pensaba, eso es verdad. Es tan competida, que una pequeña mejora te hace subir o bajar diez o quince puestos. Es complicado de gestionar, y está habiendo mucha alternancia”.

Un caso diferente es el de Mattia Pasini, que sólo ha puntuado en Qatar. El italiano fue uno de los punteros del dos y medio, además de que incluso llegó a ser probado por Ducati. No sólo está pasando desapercibido, sino que incluso se está viendo claramente superado por su compañero de equipo, Simone Corsi, que en principio comenzaba el año como claro número dos. “Yo también pensaba que iba a ser uno de los pilotos top de la categoría…”, nos confesaba. “Me está costando adaptarme a la posición de pilotaje de esta moto, que es un poco particular. El proyecto de la moto es válido, porque se está viendo que Simone está rodando rapidísimo. Los dos tenemos estilos de pilotaje distintos, y sobre todo lo hacemos posicionándonos de manera diferente. Sinceramente, me cuesta mantenerme sobre la moto en cada vuelta que doy, sufro mucho. Encima somos 40 en un segundo, y esto complica un poco más la cosa. No se pueden hacer tests y sólo tenemos tres entrenamientos, que se te van en nada… Es un poco difícil. Mentalmente es muy complicado. Ni en mi primer año en 125 con una parrilla muy llena estaba tan atrás. Es difícil gestionar esta situación. La Moto2 me gusta, pero es una moto más fácil que la dos y medio. Quiero decir que con aquélla cualquier pequeño fallo te llevaba al suelo, mientras que ésta es más permisiva y eso hace que se reduzcan las diferencias y que muchos más pilotos pueden ser fuertes”.

Uno de los desaparecidos que habían destacado en la pretemporada era Claudio Corti, aunque tras cuatro GGPP por fin asomó la cabeza: “Creo que los primeros GGPP para un piloto nuevo son siempre traumáticos. Tienes miedo de fallar, de hacerlo mal… Eso me ha pasado en Qatar, y después poco a poco mejoramos algo. Silverstone me gusta mucho, aunque no pensaba que podía ir tan fuerte. Lo que me ha pasado aquí creo que puede ser un clic en mi cabeza. Ten en cuenta que la duración de las carreras es distinta a lo que estoy acostumbrado, la intensidad de los entrenamientos, la entidad de los adversarios, que son mucho más fuertes. Es bueno para mí, para crecer, pero es complicado. Hacer un tiempo en un test de pretemporada es una cosa, después es otra. Moto2 es mucho más difícil de lo que me imaginaba cuando empecé a rodar con esta moto”.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos