PUBLICIDAD Billboard

Moto Morini 500 Turbo, la primera de su especie

Todos tenemos en mente a la Honda CX 500 Turbo, pero para ser francos la Moto Morini 500 Turbo hubiera sido la primera moto turbo de la historia en comercializarse.

En Solo Moto publicamos sus primeras fotos en la revista Solo Moto 323 de marzo de 1982, donde fue portada. No había para menos…

Diseñada por Franco Lambertini -ex ingeniero de Ferrari- y puesta a punto por Luciano Negroni, el diseño de la Moto Morini Turbo ¡comenzó allá por 1976!

PUBLICIDAD Content_1

Se adelantó a todos, aunque su desarrollo fue mucho más lento que el de la competencia, básicamente porque la financiación del proyecto llegaba con cuentagotas.

Moto Morini era una pequeña empresa familiar afincada en Bolonia con unos pocos modelos en producción, y ninguno pasaba de los 500 c.c.

Imagen de la Moto 500 Turbo
La 500 Turbo era una moto muy compacta y ligera.

Deseaban tener motos más potentes y la única manera «económica» de hacerlo era añadiendo un turbo a su 500 bicilíndrica. Y así lo hicieron.

PUBLICIDAD Content_2

Las primeras pruebas de un motor dotado de turbo se llevaron a cabo sobre una Morini 125 monocilíndrica. Fue el conejillo de Indias.

La Moto Morini 500 Turbo era una moto sport turismo semicarenada, con un par de semimanillares muy cerrados, lo que la dotaba de una posición de conducción agresiva.

Foto de la portada del Solo Moto 323
La Moto Morini 500 Turbo fue portada de Solo Moto en marzo de 1982.

El punto de partida fue su naked Sport 500, el modelo de mayor cilindrada y potencia de la marca, a la que añadirían una nueva carrocería y un motor potenciado.

PUBLICIDAD Content_3

La Moto Morini 500 Turbo hubiese sido la primera moto turbo de la historia

Se basaba en el motor bicilíndrico en V72º de 479 c.c. que equipaba la Sport 500, refrigerado por aire, de dos válvulas por cilindro.

Tenía una particularidad, una culata plana Heron -la cámara de combustión semiesférica estaba mecanizada en la cabeza del pistón- y refrigerado por aire.

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

Las válvulas estaban accionadas por una correa dentada y varillas, ya que el único árbol de levas estaba situado en el cárter, un esquema realmente clásico y anticuado.

PUBLICIDAD Content_4
Foto de la Moto Morini 500 Turbo
Estuvo en desarrollo más de cinco años.

El turbo IHI estaba colocado en la zona situada sobre el caballete central, y equipaba también un intercooler -para refrigerar el aire que salía del turbo- colocado sobre el cilindro posterior.

La refrigeración fue muy bien estudiada con un semicarenado dotado de canalizaciones internas, que enviaba aire fresco a las zonas más calientes y críticas, la parte trasera del motor y a la zona del escape.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Y es que, curiosamente, los dos tubos de escape tenían su salida por arriba, por el colín de la moto, adelantándose más de una década a la Honda NR750 de 1992…

Debido a ello la parte superior del colín estaba dotada de branquias de refrigeración, para mantener esta zona lo más refrigerada posible.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Su desarrollo comenzó allá por 1976, cinco años antes de verla en el salón de Milán de 1981

Con el añadido del turbo se alcanzaban 75 CV a 9.000 r.p.m., una cifra que representaba un incremento del 30% de potencia respecto a la 500 c.c. de serie.

Según la marca esta Turbo no sufría de lag, ya que a bajo y medio régimen se mantenía el soplado del turbo a muy alta presión.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

Ello era así para incrementar el par motor, mientras que a partir de un cierto régimen se reducía la presión del turbo para reducir la temperatura de trabajo y evitar sobrecalentamientos.

El peso total ascendía a 183 kg, 16 kg más que la Sport 500, por lo que la pequeña Turbo igualaba en prestaciones a las 750 c.c. de la época.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11
Foto del motor de la Moto Morini 500 Turbo
El motor era el clásico bicilíndrico en V72º refrigerado por aire.

La carrocería era muy estilizada, con el conjunto depósito/asiento/tapas laterales de una pieza, y un semicarenado de grandes dimensiones y de formas redondeadas que ofrecía gran protección al piloto.

La instrumentación era analógica, con doble esfera para velocímetro y tacómetro, más una tercera esfera central de menores dimensiones.

A esta turbo le podríamos otorgar el título de primera turbo emérita

No faltaban las llantas de aleación Grimeca de 18″, un bastidor doble cuna en acero, tres pequeños frenos de disco también de Grimeca y un basculante de aluminio de estrecha sección con un doble amortiguador trasero clásico.

La horquilla era convencional y de Marzocchi y los neumáticos unos Pirelli Phantom, de lo mejor de la época.

El prototipo se presentó oficialmente en el Salón de Milán en noviembre de 1981, hace ya cuarenta años y pico, casi al mismo tiempo que la Honda CX 500 Turbo, pero no pasó de este estadio.

Foto de la Moto Morini 500 Turbo
El par de silenciosos de escape se ubicaban en el colín, y asomaban sus bocas a cada lado del piloto posterior.

Fue realmente una pena que no llegase nunca a la producción, pese a que con los prototipos de pruebas se contabilizaron más de 100.000 km de test.

Hubiese sido la primera turbo de la historia en llegar a las tiendas y la moto que, quizás, hubiese permitido sobrevivir a la marca creada por Alfonso Morini.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario