Moto Guzzi Eldorado: Seguir soñando
Connect with us
Publicidad

Pruebas

Moto Guzzi Eldorado: Seguir soñando

Publicado

el

Conservando el sabor de la auténtica versión de los años 70, Moto Guzzi apuesta por esta cruiser, una moto confortable, amante de las largas distancias, confortable y que invita a recorrer muchos ki­lómetros sentados en su confortable asiendo, agarrados a su manillar ancho y con un montón de sueños en las alforjas.

La Eldorado se sigue fabricando en la sede de Mandello di Lario, donde, coincidiendo con el 90 aniversario de la marca, se derribaron edificios de los años 70. Ahora la idea es hacer en este mis­mo solar un gran museo al que se pueda acceder sin necesidad de entrar en las instalaciones, como ocurre ahora, y que la fábrica sea más visible para los visitantes. “El proyecto está ahí –me explicó Mi­guel Ángel Galluzzi, responsable de diseño de PADC (Piaggio Group Advanced Design)–, pero el proble­ma es que desde que se decidió en 2011 hasta ahora, el mercado ha caído. Pero puede llegar en los próximos dos o tres años. Este proyecto arrancó en 2011 y es solo una parte, estamos al 40 o 50 % de lo que tiene que llegar próximamente”.

La verdad es que los italianos no lo han tenido difí­cil para conseguir una moto realmente atractiva, pues inspirarse en el pasado resulta, en una marca como Moto Guzzi, tan fácil como lícito. Beber del pasado para proyectar el futuro. Nada nuevo bajo el sol. Pero hay que reconocer que en este caso lo han bordado porque la Eldorado es una moto con muy buena ima­gen y acabados, y que con la tercera generación del V a 90º que en su día diseñó Giulio Cesare Carcano, transmite buenas sensaciones. “Junto a los 94 años de historia de Moto Guzzi –nos explicó Galluzzi–, una nueva ventana de pasión nos ha empujado a explorar nuevos horizontes sin olvidar el pasado. Tenemos un gran respeto por la tradición, pero unido a la búsqueda de la mejor tecnología y del mejor diseño italiano. Queremos nuevos horizontes no solo en el pla­no estético, sino también como experiencia de conducción. Todo esto se funde en el alma de la Moto Guzzi Eldorado. Una moto pensada en sentir emociones en la conducción, el placer de poseerla y observar cada detalle”.

Con la misma plataforma de la Audace que os mostramos hace unas semanas, la Eldorado monta el mismo chasis y motor de 1.400 cc, que por cierto es el bicilíndrico más grande que se construye en Europa. Con respecto a la Audace se diferencia en cuanto a grafismos, tiene más cromados, entre los que destacan los escapes, las culatas pulidas, pintura muy cuidada con un aire aristocrático…

Si el motor de la Audace ofrece un par motor de 121 Nm a 3.000 rpm, en la Eldorado rinde 120 Nm a 2.750 rpm, o sea, casi el mismo par pero a menos revoluciones. En esta California los amortiguadores son convencionales y resalta su generoso asiento, llantas de radios, neumáticos tubeless con la banda blanca que le dan un to­que de elegancia y una acertada combinación cromática.

Disfrutando
 

En marcha, la Eldorado es muy agradable. La posición de conducción es relajada gracias a su manillar tipo cuernos de vaca, a que los pies se sitúan sobre unas clásicas plataformas y a que la palanca de cambio incorpora una puntera para poder cambiar con el talón –como en las motos

Con el asiento situado a solo 740 mm del sue­lo –existe una opción de 720 mm–, desde esta escasa distancia del asfalto la California invita a ver la vida pasar de forma relajada con tiempo y millas por delante…

Lógicamente se beneficia del tacto motor marca de la casa, con generosas dosis de par y, gracias al ride by wire –acelerador electrónico–, dispone de tres modos de conducción y control de trac­ción, además de un sistema de frenada con ABS.

Las sensaciones sobre la Eldorado son en líneas generales tradicionales, pero por otra parte pode­mos asegurar, pues tuvimos oportunidad de rodar en mojado, que tanto el ABS como el control de tracción están bien regulados y los neumáticos de Dunlop con la banda blanca, sobre seco, están al nivel que cabe en una moto de este estilo.

Sus más de 300 kilogramos –que la hacen un poco torpe para maniobrar en parado o moverla en trazados con curvas muy lentas– no son obs­táculo para disfrutar de una moto noble y elegan­te a la que le gustan las largas distancias.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos