Moto a escena: Esta semana, la Yamaha R1
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Moto a escena: Esta semana, la Yamaha R1

Publicado

el

En 1998 Yamaha tiró a la papelera los planos de su veterana EXUP para crear una moto mucho más pequeña y ligera, inspirándose en el concepto que Honda había ideado seis años atrás con su CBR900RR: motor de una 1000 en el cuerpo de una 600.

Pero si la CBR era en realidad una 900, la Yamaha era una verdadera 1000, con un nuevo y supercompacto motor que resituó el cambio y el embrague tras los cilindros, y que con un nuevo cigüeñal y un bloque más estrecho permitió centrar las masas, reducir notablemente la distancia entre ejes (y por tanto, mejorar mucho la agilidad) y bajar el peso por debajo de los 200 kg (se declaraban 190 kg) y una tremenda potencia de 150 CV con su culata de cinco válvulas por cilindro. Como era de esperar, la nueva Yamaha fue un bombazo que triunfó tanto en ventas como en competición, porque además era realmente atractiva.

Tras solventar algunos problemas iniciales (embrague, etc) fueron llegando versiones con más potencia y sofisticación. Llegó la inyección (2002), el gas electrónico, se volvió a la culata de 16 válvulas (2006-2007), y en 2009 apareció la versión Crossplane, con su peculiar distribución.

En 2006 Yamaha realizó una exclusiva versión, la SP, que entre otras sutilezas montaba suspensiones Öhlins.

La última R1, la 2012, ha incorporado un eficaz control de tracción.

Posiblemente has tenido o probado alguna de sus versiones. Si es así, cuéntanos tu experiencia con la R1.
 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos