PUBLICIDAD

Morbidelli 850 V8, un sueño solo para millonarios

Si pensaste que una moto no podría tener un V8 en sus entrañas, echa un vistazo a la increíble Morbidelli 850 V8.

Aunque tras un proyecto siempre existe una fábrica, no siempre es así necesariamente. Hace falta tener dinero y ganas, principalmente dinero, mucho dinero.

Tal es el caso de Giancarlo Morbidelli, que lejos de olvidarse de su sueño construyó en 1994 una muy especial Morbidelli 850 V8 artesanal, eso sí, a precio astronómico.

La estética del primer prototipo diseñado por Pininfarina dejaba mucho que desear aunque su bello V8 transversal -con el cigüeñal alineado con el eje longitudinal de la moto- es una pequeña maravilla de la ingeniería.

MORBIDELLI 850 V8
Primer prototipo de la Morbidelli 850 V8, con doble faro.

Dotada de un semicarenado de doble óptica, su estética no pasará a la historia por merecer un premio FAD –aunque no venga a cuento-. Por suerte el segundo prototipo fue mejorado, y se incluyó un nuevo semicarenado con una simple óptica ovalada, mucho más acertados.

Su equipamiento incluía frenos Brembo Oro con pinzas de cuatro pistones opuestos, llantas Marvic de aleación de tres palos (sí, Marvic, has leído bien) y horquilla Paioli convencional de generoso diámetro.

El bastidor de acero multitubular tiene en el motor un refuerzo extra, al actuar el V8 como miembro resistente del bastidor.

MORBIDELLI 850 V8
El ya desaparecido Giancarlo Morbidelli junto a su creación.

La Morbideli 850 V8 fue el sueño personal del desaparecido Giancarlo Morbidelli

Su instrumentación era completamente digital, futurista pero ilegible de día, el fallo más común de las primeras instrumentaciones de este tipo.

El bello motor V8 a 90º -con un diámetro por carrera de 55 x 44,6 mm- cubicaba exactamente 847 c.c., tenía 32 válvulas en su culata, cuatro árboles de levas movidos por correas dentadas, una caja de cambios de cinco velocidades, cárteres de magnesio y disponía de transmisión final por basculante monobrazo cardán, alineado con el cigüeñal del motor.

De la alimentación se encargaba una inyección Weber, que ayudaba a que la potencia de la moto se entregase de manera suave y tranquila.

Tras cuatro años de desarrollo, el motor de la Morbidelli 850 V8 dio 120 CV a 11.000 r.p.m, una cifra espectacular en la época.

MORBIDELLI 850 V8
Esta exclusiva sport turismo estaba dotada de un motor V8 de 120 CV.

En el muy lejano 1994, hace ahora 27 años, costaba la friolera de 10 millones de pesetas, 60.000 euros de hoy en día, aunque en 1998 se ofertó a 7.000.000 de pesetas.

El precio de la moto incluía una caja especial de transporte, que se utilizaba para enviar la moto a fábrica para su revisión rutinaria o para su reparación… Cosas de ricos.

Por cierto, tuve la gran oportunidad de ver y tocar en directo esta especial moto, en el salón de la moto de Barcelona, y realmente era un bombón en la época, una sport turismo muy, muy especial pero ciertamente, una moto para personas con el bolsillo muy bien nutrido…

MORBIDELLI 850 V8
El motor V8 era una pequeña maravilla.

Deja un comentario