PUBLICIDAD Billboard

Miquel Cirera se retira: «Toni Bou es un extraterrestre, pero Tarrés marcó el camino del trial del futuro»

Hace pocos días, el equipo Repsol Honda anunciaba su nueva composición para la temporada 2022. Junto a Toni Bou -que buscará ampliar su impresionante palmarés de 30 títulos mundiales-, la alineación la completará a partir de este año el gallego Gabriel Marcelli, de tan solo 21 años.

PUBLICIDAD Content_1

El ex campeón del mundo de Trial TR2 de 2019, sustituye como piloto a Takahisha Fujinami quien, después de 26 temporadas en el mundial de trial pasará a ocupar el rol de jefe de equipo en la formación española.

De esta manera, Fujigas recogerá el testimonio de Miquel Cirera, que tras 46 años en Montesa Honda dejará de formar parte de la compañía a finales de mes.

Hemos tenido la ocasión de hablar con él para hacer balance de esta larga trayectoria en la que este equipo de competición ha conseguido ni más ni menos que ¡74 títulos mundiales!

-Miquel, ¿y ahora qué?

“Ahora toca volver a hacer trial, como antes. Pero ya no solo en las interzonas, sino metiéndose dentro de las secciones e intentado hacerlo lo mejor posible… aunque como piloto veterano”.

Y, del dicho al hecho, porque este fin de semana, Cirera ha sido uno de los 561 entusiastas que estuvieron en el Trial Solidari organizado en el Parcmotor de Castellolí. Allí el todavía team mánager del Repsol Honda coincidió con algunos de los que fueron sus referentes en el deporte de las dos ruedas.

-¿Cómo empezaste en esto de las motos?

“Mi padre iba en moto, mi hermano también… y eso hizo que a los once años yo también empezara a hacerlo. Pero en aquel momento no tenía un referente, un piloto a seguir. Yo era un chaval de un pueblo pequeñito -Sant Feliu Sasserra, en el Bages- que su objetivo era, simplemente, ir en moto… la que fuera, por la montaña.

PUBLICIDAD Content_2

Apareció el trial en mi vida; empezamos a ir a ver carreras de trial con mi padre y mi hermano, y entonces quienes mandaban en esta especialidad eran Pere Pi e Ignasi Bultó. Y a partir de allí… empecé a correr triales”.

-¡Con Montesa, claro!

“No. Al principio -y eso no lo sabe mucha gente- fui piloto semi-oficial de Bultaco. Pero antes, a los 12 años, empecé compitiendo en el campeonato social de Manresa con una Ducati”.

-¿Una Ducati para trial?

“Sí, fue una moto preparada por mi padre. Jamás olvidaré aquella moto, que fue el principio de todo”.

Miquel Cirera se retira

-Y el 1 de abril de 1976 entras a trabajar en Montesa…

“En aquellos tiempos, cuando entrabas en la órbita de una marca como piloto, ibas a trabajar cada día a la fábrica. En mi caso en la de Esplugues de Llobregat.  Te fichaban, y pasabas a convertirte en un empleado, con nómina, independientemente de si hacías trial, moto-cross, enduro… Todos éramos trabajadores de la marca.

Cuando cumplí dieciséis años vinieron a verme Pere Pi y Jaume Subirá, y me propusieron fichar por Montesa. ¡Imagínate lo que fue para mi aquella propuesta!Me quedé tan flipado que no decía nada… hasta que vino mi padre y me dijo: “¿pero qué estas pensando? Venga chaval, ¡espabila!”

-¿Y qué hacías en la fábrica?

“Quedábamos allí y recogíamos las motos en la fábrica para irnos a entrenar. Además, yo siempre dependía de Jaume, porque no tenía la edad para transportar la moto a ningún lado… A veces incluso vivía en casa de Subi, y pasaba muchos días allí. Nuestro trabajo era entrenar e ir al gimnasio.”

-Tu colaboraste en el desarrollo de muchos modelos de Montesa. ¿Recuerdas alguno en especial?

“Sí, en muchísimos. Estos días lo he estado recordando, y fueron hasta veintiocho modelos distintos. Esto ha sido gran parte del núcleo de mi trabajo estos años, compartido con las carreras.

No es fácil escoger un modelo concreto. Pero sí es cierto que hubo algunas motos que marcaron un antes y un después. Tal vez la Cota 330, en una época muy complicada para la marca, sea de las más destacables. La fábrica estaba cerrada a causa de la crisis del sector y de Montesa; tuve que hacerla en el taller de mi casa, tirando como podía a trancas y barrancas, y con la incertidumbre de si Montesa echaría el cierre o no… Presentamos el prototipo en Milán y conseguimos recuperar la confianza de los clientes.

Salimos de allí con muchos pedidos, y si no hubiéramos hecho locuras como esa tal vez hoy no existiría esta marca, aunque es cierto que por aquel entonces ya empezaban a estar en marcha las conversaciones con Honda, pero creo que entre todos conseguimos tirar adelante el proyecto común de Montesa”.

-De las tres facetas que has desempeñado en la marca (piloto, desarrollador de modelos, y team mánager del equipo de trial), ¿cuál te ha satisfecho más?

“En el fondo todo es lo mismo, y está relacionado con el trial. Pero, claro, satisfacciones… sobretodo las he conseguido como team mánager. Ganar todo lo que hemos podido ganar juntos, es muy fuerte. Pero también tengo que decirte que nos hemos pasado muchos años sin victorias.

Siempre me acuerdo de ello, y así se lo hago saber a todo el mundo, pero obviamente, ganar y que las cosas salgan tan bien te hacen recordar esta faceta con mucho cariño, pero evolucionar un modelo también es algo que me gustó mucho porque requería de mucha pasión. He tenido la suerte de poder trabajar en mi hobby, en lo que más me gustaba, y eso ha sido un privilegio bestial”.

-74 títulos mundiales. Se dice pronto…

(Se ríe). “Sí, si… pero están muy repartidos, ya sabes: de pilotos, de marcas… Con gente capaz de obtener muchos, como Laia Sanz, Dougie Lampkin, Marc Colomer, Fujinami, y todos los de Toni, que son una locura después de tantos años”.

Miquel Cirera se retira

-Supongo que cuando uno trabaja con una bestia de la dimensión de Toni Bou, todo lo demás debe parecerte poco…

“Evidentemente que lo de Toni es excepcional como piloto. Pero, es que, como persona también es un extraterrestre, por lo fácil que es trabajar con él… Pero tengo que decirte que con Dougie también lo era, por lo agradable que era el trato con él, y con su padre, que le acompañaba casi siempre… y el valor de la experiencia que nos aportaba era espectacular”.

-Obviamente Toni es la referencia absoluta de este deporte. ¿Algún otro piloto te ha impactado tanto? ¿Quiénes han sido más importantes para este deporte: los pioneros o los más modernos?

“Importantes lo han sido todos. Evidentemente, Toni lo es todo, pero Jordi Tarrés fue quien cambió el concepto del trial totalmente. El trajo del mundo del trialsín un nuevo estilo de conducir la moto, con sus cambios de equilibrio y de peso constantes. El resto lo mejoraron y probablemente lo superaron, pero Tarrés fue quien marcó el camino a seguir”.

-En todos estos años, ¿cuál fue el momento más duro que te tocó vivir?

“La crisis de los 80 que provocó el cierre de algunas marcas fue muy duro. No se llevó por delante a montesa, pero nosotros también estábamos muy muertos en aquel momento. Las fábricas estaban cerradas, los proveedores desaparecían, los trabajadores estábamos en casa… Fue una época horrible. Aquella dureza, profesionalmente nos marcó mucho. Al menos a mi, sí.”

-Si pudieras cambiar el rumbo de la historia, ¿qué cambiarías?

“Esta es la pregunta del millón. No se, pero creo que pocas cosas… Como te he dicho he tenido la suerte de trabajar en lo que me gustaba, y tengo que estar muy orgulloso de que haya sido así. También hemos sufrido mucho, cierto, pero luego haber podido ganar tantas cosas es una gran recompensa a todo lo malo. No puedo cambiar nada, ¡dejémoslo así”.

-He tenido la suerte de verte en tus tres facetas de piloto-desarrollador de modelos-mánager, y siempre te he visto contento y agradecido con la gente. ¿Qué ha sido lo mejor de estos 46 años, Miquel?

“Mira… lo mejor está sucediendo ahora. Estos días, después de anunciar que me retiro, el afecto que me ha demostrado todo el mundo ha sido bestial. Todos los amigos que he ido haciendo por el mundo… Tantas y tantas muestras de cariño como estoy recibiendo, de verdad que me han emocionado. Sin la ayuda de tantas y tantas personas que me han acompañado y apoyado estos años, nada de todo lo conseguido hubiera sido posible””.

Muchas gracias, Miquel. ¡Qué sigas haciendo muchos ceros, y gracias por tu amistad!

Toni Bou: “los títulos de Montesa se deben en gran parte a Cirera”

“Cuando un piloto gana durante mucho tiempo seguido, genera una inercia que hace que sus rivales le tengan siempre un gran respeto”, comentaba Toni Bou poco después de proclamarse campeón del mundo por trigésima vez.

-¿Tus rivales te tienen respeto, u odio?

“Es una combinación, resultante de la presión que sientes para defender el título cada año. Yo creo que hay mucho respeto, sobre todo en deportes individuales como el trial, donde hay mucho entreno detrás, mucha superación, mucho esfuerzo y superación, y una gran dedicación para dejárselo todo en las zonas. Pero al fin y al cabo esto es un deporte, hay roces, y entonces puede que sí, que también haya odio, evidentemente”.

-¿Hasta dónde puede llegar a tu lado un piloto tan joven como Gabriel Marcelli?

“Tiene todas las cualidades para ser campeón del mundo. Es muy joven, súper-trabajador, tiene mucho talento… y está a un gran nivel. En deporte nunca se sabe qué va a pasar, pero entreno con él, y hace tiempo que ya le considero como un rival a controlar. “

-Durante 15 años tu compañero de equipo ha sido Takahisha Fujinami. Con él, después de tanto tiempo, has llegado a un nivel de compenetración espectacular. ¿Con Marcelli puede pasar lo mismo?

“Pienso que sí. Lo de Fuji ha sido algo muy especial, porque han sido muchos años juntos. Creo que los inicios con Gabri serán más fáciles que con Fuji, porque al principio teníamos nuestras diferencias, él venía de ser campeón  del mundo, llegaban las cuatro tiempos… pero yo llegaba con muchas ganas de ganar y ese respeto del que hablábamos… yo no lo tenía. Con veinte años tenía mucha hambre de ganar, y hubo esos roces de los que te hablaba antes… Pero con Gabri esto no pasará porque es un tío muy legal, y súper-respetuoso… ¡y yo no lo era nada!”

Miquel Cirera se retira

-Ahora Fuji pasará a ser “el jefe”, el sustituto de Miquel Cirera. ¿Cómo será tu relación con él en adelante? ¿Algo parecido a lo que debe suceder en el Barça entre Gerard Piqué y Xavi Hernández, tal vez? Antes erais muy colegas, pero ahora igual tiene que echarte una bronca algún día…

“No había pensado en ello, pero sí: será un poco raro. Como lo de Piqué y Xavi, que seguro que funcionará, pero habrá roces y requerirá su tiempo. Yo vengo de un gran trabajo con Miquel. Con él sólo conocemos la victoria desde 2007, y ahora habrá este cambio. Con Fuji tengo muy buen rollo. Lo hará bien, seguro, pero de entrada no será fácil. Es diferente ser team mánager que ser piloto…”

-¿Qué importancia ha tenido Miquel Cirera en los triunfos de Montesa?

“Miquel es Montesa. Para mí es una de las personas más especiales del equipo porque fue quien me fichó. Si estamos aquí es gracias a él. Si no hubiera sido por él… tal vez hoy no estaríamos teniendo esta conversación. Desde Repsol se pedía un piloto español, y tal vez hubiera sido mas fácil apostar por valores como Raga o Cabestany, pero me eligió a mí, y eso no puedo olvidarlo.”

Deja un comentario