PUBLICIDAD

Minimotos plegables, para llevarlas a cualquier parte

Las minimotos plegables, esos curiosos vehículos que tanto sirven para solucionar un problema de commuting, como para convertirse en un vehículo de transporte chic, nacieron como un vehículo militar.

Existen desde la Segunda Guerra Mundial, aunque nunca han gozado de la popularidad que debieran, son minimotos plegables tremendamente prácticas, que caben en el maletero de un coche, en una autocaravana o en un velero.

Te solucionan un corto desplazamiento para ir al súper, para hacer recados o para hacer turismo de proximidad. Estas son algunas de las minimotos plegables más curiosas de la historia.

Excelsion Welbike (1942)

MINIMOTOS PLEGABLES
Excelsior Welbike

Creada por los británicos para fines militares en la Segunda Guerra Mundial, la Welbike era una minimoto plegable fabricada por la firma Excelsior que se lanzaba en paracaídas sobre el campo de batalla en unos contenedores cilíndricos. De ahí su forma baja y alargada, y de ruedas pequeñas; cuando se desplegaban el manillar y el asiento era practicable por los soldados, que las usaban para avanzar de manera más rápida que a pie. Se movían gracias  a sus pequeños motores monocilíndricos de ciclo 2T y 98 c.c. y no tenía freno delantero. Es la madre de todas las minimotos plegables.

Indian Papoose (1947)

MINIMOTOS PLEGABLES
Indian Papoose.

Esta extraña moto plegable tiene su origen en la mini moto militar Welbike que puedes ver más arriba. El excedente militar británico de la Welbike fue a parar a Estados Unidos, donde en 1947 se la convirtió en una moto civil matriculable con faro y freno delantero bajo la marca Corgi. Curiosamente la empresa poseedora de esta marca también tenía los derechos de Indian en su momento, por lo que también lanzó esta minibike como la Indian Papoose. Se fabricaron unas 30.000 unidades.

Benelli Buzzer Jr. (1966)

MINIMOTOS PLEGABLES
Benelli Buzzer Jr.

La marca de Pesaro también fabricaba motos de pequeña cilindrada, y curiosidades como la Benelli Magnum o esta Buzzer. Esta curiosa minimoto plegable se movía con un motor de 50 c.c. de 2T refrigerado por aire, monomarcha sin embrague, tenía horquilla ¡invertida!, frenos de tambor y unas minúsculas llantas de 5 pulgadas. El asiento, el manillar y las estriberas eran plegables y extensibles, de manera que la Buzzer podía ser conducida tanto por un niño como por un adulto. También se fabricó con llantas de 10” y motor de 65 c.c. Fue fabricada en los años 60 y 70.

Honda Motocompo (1981)

MINIMOTOS PLEGABLES
Honda Motocompo.

La marca del ala dorada fabricó una de las motos plegables más icónicas. Una obra de ingeniería ya que cuando se pliega el manillar y el asiento, éstos desaparecen en el interior de su cuerpo rectangular, totalmente carenado. Se diseñó como complemento de sus automóviles City y Today, ya que se podía transportar en su maletero. Movido por un motor monocilíndrico de 49 c.c. de 2T monomarcha sin embrague, el Motocompo tenía llantas de 8” y frenos de tambor. Entre 1981 y 1983 se fabricaron 53.000 unidades.

 Italjet Pack-A-Way (1979)

MINIMOTOS PLEGABLES
Italjet Pack 2

Sigue siendo moderna y atractiva aún hoy en día, a pesar de ser de finales de los setenta. Decorada en riguroso negro y con un elegante diseño, tiene llantas de 13”, frenos de tambor y se mueve con un motor Franco Morini de 2T de 49 c.c. refrigerado por aire, monomarcha sin embrague. Su antecesora en la marca fue la Italjet Kit Kat de finales de los sesenta y la Pack-A-Way de 1978, ligeramente diferente. Sus sucesoras fueron la Pack 2 y Pack 3, con pequeños cambios. Su diseño, obra de Leopoldo Tartarini, es tan distintivo que es uno de los tres vehículos a motor expuestos en el MoMA de Nueva York.

Di Blasi R70 (2017)

MINIMOTOS PLEGABLES
Di Blasi R70

Actualmente la podríamos considerar como la última y más moderna moto plegable, ya que además es eléctrica. Realmente es muy plegable ya que tanto su chasis como manillar se desbloquean y se “encogen” en un segundo, un notable trabajo de ingeniería, dejando la moto en solamente 63 cm de longitud. Con pequeñas llantas de 5 pulgadas tiene frenos de tambor, suspensiones en ambos ejes, una velocidad punta de 40 km/h y una autonomía de 50 km. Su precio de 3.500 euros es realmente elevado.

Deja un comentario