fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Mini ZX, con el corazón de una Kawasaki Ninja ZX-10R

No es ni mucho menos el primer coche con motor de moto, pero este Mini ZX de la canadiense AMT Machine Shop tiene mucha miga.

La idea partió de Adam Trinder, de AMT Machine. Trinder se hizo con un Mini de la primera serie, retirando el motor y añadiendo el depósito en su lugar.

El radiador está en la parte frontal, y sendos tubos llevan el refrigerante hasta el motor.

PUBLICIDAD Content_1

Mini ZX 2

También se deshizo del asiento trasero, donde colocó el motor de una Kawasaki ZX-10R, con sus 200 CV.

PUBLICIDAD Content_2

Para que llegue aire fresco a la admisión, hay dos tomas del tipo Nascar en las lunas traseras y unos conductos llevan el aire hasta el airbox.

La transmisión es a las ruedas traseras, y el cambio es, obviamente, secuencial, y se aprovecha la palanca del freno de mano para cambiar de marcha: la primera tirando la palanca hacia abajo y el resto hacia arriba, como en la ZX-10R.

Trabajando con materiales ligeros como el aluminio o el magnesio, el peso total del Mini Zx es de solo 616 kg.

PUBLICIDAD Content_3

Según cuenta Trinder, al quitar el motor del tren delantero y situar el de la Ninja sobre el trasero ha aligerado muchísimo la dirección, lo que hace al Mini ZX muy maniobrable.

Se ha aprovechado la instrumentación original, fijada al salpicadero, y se han añadido algunos relojes analógicos extra.

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

Mini ZX 3

PUBLICIDAD Content_4

 

Por cierto, y hablando del interior, el único punto negativo, según su creador y propietario, es el ruido del motor dentro del habitáculo, especialmente cuando sube de vueltas…

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

 

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario