Maverick Viñales rompe con Avintia Blusens: Historia de una espantada
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Maverick Viñales rompe con Avintia Blusens: Historia de una espantada

Publicado

el

Pasadas las 8.15 de la mañana hora de Malasia (las 2.30 de la madrugada en España), Jaime Olivares y un servidor bajábamos al restaurante del hotel Nilai Springs Resort Hotel a desayunar. Un poco justos de tiempo, para ser sinceros, siendo la primera sesión de entrenamientos del GP de Malasia a las 9.15. Sentados en la mesa ya con nuestras respectivas ‘viandas’, entraban en el comedor Maverick Viñales y su padre, Ángel. Nuestro primer pensamiento fue acerca de lo justo que el piloto iba en tiempos. A las 9.05, Viñales y su padre salían del hotel camino del circuito. 

Comenzada la sesión libre, las cámaras de Dorna enfocaban la moto del piloto de Roses, parada en el box, sin que nadie supiese nada del piloto. Pocos minutos después, Maverick, siempre acompañado por Ángel, entraban en el paddock y en vez de girar a mano derecha para tomar el camino del box, lo hacían a la izquierda para hablar con Carmelo Ezpeleta. Al estar las oficinas de Dorna en el mismo sentido que la Clinica Mobile, la sensación inicial fue la de que el piloto tenía algún tipo de problema físico; poco después estallaba la bomba: Viñales decidía no subir a su moto y romper así de manera abrupta y unilateral su relación contractual con Avintia Racing. Un mes después de anunciar la renovación del contrato con el equipo con el que debutó en el Mundial. 
 
“Ayer tuve una discusión con el equipo porque creemos que no están haciendo lo máximo desde mitad de temporada, y todo va de peor en peor”, explicaba Viñales poco después en referencia a una tensa reunión mantenida con los responsables de su escudería y a la vez representantes, Raúl Romero y Ricard Jové. “Queríamos romper el contrato y llegar a un acuerdo para acabar bien estas tres carreras, sin problemas. Pero no han querido, han querido ir a las malas y nosotros así no podemos subirnos a esta moto”. Sorprendentemente, Viñales, un piloto al que le cuesta expresarse ante los medios, y que normalmente suele ofrecer respuestas muy breves a las preguntas que le hacemos los periodistas, sacaba esta vez una versión mucho más ‘dicharachera’ para explicar lo acontecido. “Desde Indianápolis la moto va a peor. Ya desde ahí me empecé a quemar mucho porque veía que hacían cosas, pero que hacían lo que ellos querían. Venía Honda y después hacían lo que ellos querían. Eso más que nada, y que no sabían más. Por una parte estoy contento porque esta temporada he demostrado que no he sido yo, que ha sido el equipo, que por eso hemos perdido este Mundial, porque aparte de que hemos roto un motor en muchas carreras la moto, como vosotros sabéis, y como podéis apreciar, no corría nada, corría menos incluso que las otras Honda. Así que queremos romper el contrato y ellos no quieren hacerlo por las buenas, así que iremos a las malas”. 
 
“A las malas”, una expresión que repitió en más de una ocasión y que describe una espantada histórica, que no cuenta con antecedentes en el campeonato (o al menos a esa conclusión llegamos tirando de la memoria de los más veteranos). “Sí, estaba firmada, porque creíamos que era una buena opción”, añadía en referencia a su renovación. “Pero desde Alcañiz nos han demostrado que es un equipo de tercera o segunda línea. Yo lo único que quería era ir a un equipo ganador, que me demuestren que eran ganadores, y eso era lo único que queríamos. Como te digo no querían ir a las buenas, así que tendremos que ir a las malas. Los dos saldremos perdiendo y yo quería que los dos saliésemos ganando. Creo que se les va una pieza muy importante del equipo, así que ellos verán que hacen para el año que viene”.
 
Desde el equipo, poco podían decir. “Es algo difícilmente digerible para nosotros”, comentaba cariacontecido Jové. “Anoche nos comunicó que no quería continuar. La verdad es que en el primer momento creí que era una de las varias tensiones provocadas, que la moto no le ayuda, que así no se puede ir… Pero al final hay que resumir en que estamos segundos del Mundial, con opciones matemáticas para ganar un título, y es insostenible. Para mí, no hay explicación humana. Luego se podrá rescindir o no la moto, pero de momento hay que subirse a la moto; claro, amenazar con que si no rescindes el contrato no se sube…”. El equipo se agarra a las cinco victorias y siete podios; el piloto a una supuesta incompetencia, acusando incluso de que no se le ha tenido al tanto de todas las ofertas –sobre esto podéis leer un reportaje en el número de esta semana de Solo Moto-. 
 
Sea como sea, Viñales tomará un vuelo esta noche a las 21h (15h en España) desde el aeropuerto de Kuala Lumpur camino Barcelona para completar el primer capítulo de una espantada histórica.
Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos