PUBLICIDAD

Márquez: “A veces ha sido Honda quien me ha dado el título, y a veces he sido yo quien se lo ha dado”

Cuando terminó la carrera del GP de Aragón, tras su fantástica lucha con ‘Pecco’ Bagnia, Marc Márquez dijo que en Misano se volvería a la realidad, que no era otra que luchar por un puesto entre el 5º y el 7º.

Al final con siguió clasificarse bastante mejor de lo esperado:

“Sí, mucho mejor de lo esperado. Estoy muy contento, ya que no me esperaba para nada este tipo de carrera y acabar cuarto, pues el último adelantamiento ha sido mérito de Mir, no mío. Simplemente he visto que ‘olía a sangre’, ya que he visto que Mir venía muy rápido, y así ha sido. Se han ido un poco largos y yo estaba ahí cerca, porque me olía que podría pasar algo y lo he sabido aprovechar. Pero, aparte de eso, da lo mismo acabar sexto o cuarto, porque no nos cambiaba mucho la película”, dijo al acabar la carrera de Misano.

La clave, conservar los neumáticos al principio de la carrera:

“Al final ha sido una carrera mucho mejor de lo esperado, sobre todo con esas vueltas para coger a Miller, que iba prácticamente solo rodando en 32.7 o 32.8. Han valido más la pena esas vueltas que no el principio de carrera, cuando me lo he tomado con muchísima calma porque con neumático nuevo, si me lo fundía allí, hacía toda la carrera muy mal, y por eso he pensado en tomármelo con calma”.

“Luego me ha pasado un misil, que era Bastianini, y me he enganchado, me he pegado, y he visto que íbamos cogiendo a los de delante”.

“Con Rins también nos hemos adelantado y en general estoy contento. He hecho una carrera decente, sin exagerar, así que ha estado bien”.

Objetivo: ser constante

“Era igual acabar cuarto que sexto en esas condiciones. Para mí era importante acabar toda la carrera con un ritmo constante, sin exagerar al principio y sin sufrir más de la cuenta al final. ¡Y es lo que he logrado!”

Marc contó cómo planteó su carrera:

“Al principio he ido quizás incluso con demasiada calma, pero prefería pecar de calma, de gastar bien los neumáticos y, a partir de ahí, empezar mi carrera, aunque ha habido una parte de la misma en la que he estado a punto de tirar la toalla cuando me he ido largo”.

“Cuando se ha caído Rins, me he quedado solo y se me ha movido en las rápidas, un problema del que ayer hablábamos. Se me ha movido la moto y no he podido controlar que se saliera de la pista, pero he recuperado, he reconducido la situación y hemos dado ese paso”.

Lo importante para el de Cervera es saber reaccionar: “Al igual que ayer, dimos la vuelta a la situación. Hoy en carrera también ha habido altibajos, pero al final hemos podido hacer una carrera buena”.

La importancia de los test de Misano

“Estos test, en lo que va de temporada, van a ser los más importantes, de momento. Veremos si podemos hacer muchas vueltas o no, pero por ahora estoy perfecto. Voy ahí con el ‘pain killer’ y el anti-inflamatorio y me siento bien, aunque luego esta noche seguramente sufriré un poquito más porque estoy cansado. En estos test sí que es importante probar lo justo y necesario, aquello que sea lo más importante”.

“Veremos si podemos seguir evolucionando, no ya para este año, sino para el que viene. Lógicamente son los primeros test, en los cuales todas las fábricas comenzarán a probar cosas para el 2022”.

“La competición es así: a veces ha sido Honda quien me ha dado el título, y a veces he sido yo quien se lo ha dado a ellos. Somos un equipo”, explica el octocampeón.

Cuando regresé, la dirección a seguir en lo que respecta al desarrollo no estaba clara, pero ahora sí, y los test del martes y el miércoles serán muy importantes”

“El objetivo para 2022 es que todos los pilotos Honda puedan luchar para estar entre los 10 primeros”.

«A veces ha sido Honda quien me ha dado el título, y a veces he sido yo quien se lo ha dado a ellos»

¿Y qué hace falta para lograrlo?

“Hay que trabajar en la aceleración y en la salida de curva, que están relacionados”, porque “ahora mismo, para hacer un buen crono hay que forzar demasiado la frenada, asumiendo demasiados riesgos y cayendo a menudo”.

Márquez dice que “ahora mismo, para hacer un buen crono hay que forzar demasiado la frenada, asumiendo demasiados riesgos y cayendo a menudo”.

Para Marc, el ejemplo a seguir es Ducati: “Estuve detrás de Bastianini durante la carrera: frenaba como un animal y salía como un cohete. Creo que ahora mismo la Ducati es más competitiva que la Yamaha, pero Quartararo es el piloto más rápido”.

Contento, a pesar de no ganar

“Al final, cuando estás en una situación difícil, lo primero de todo es entenderla y ser realista de donde estas, no querer ver más allá, ver fantasmas o, simplemente, pretender más que aquello a lo que puedes aspirar. Lo segundo es tener objetivos realistas, pues si tú tienes objetivos que no son realistas o que es muy difícil que pasen, el nivel de frustración siempre estará ahí”.

Y pone como ejemplo la carrera de ayer:Hay que tener objetivos realistas y ayer me puse un objetivo realista, que era estar entre quinto y séptimo, y he podido hacer cuarto. Es mucho mejor de lo que me esperaba, así que lo tengo que celebrar y luego ya vendrá otro circuito en el que intentaré dar un poco más e intentaré luchar por el podio o la victoria”.

Ese circuito es su talismán, es decir, el circuito de Austin: “Lo intentaremos, pero el punto clave, dada mi situación, es ser realista en todo momento y ponerme objetivos asequibles, no objetivos imposibles”.

Sigue el Mundial de MotoGP en DAZN

Deja un comentario