PUBLICIDAD

Márquez: «Ayer me dieron un extra de rabia»

Marc Márquez tenía muchísimas ganas de ganar en San Marino, en casa de un tal Valentino Rossi…

Porque pensando en el campeonato, lo lógico habría sido no arriesgar y dejar que Fabio Quartararo se llevase la victoria. El propio Márquez lo ha admitido, «sabía que era innecesario para mi, pero no hubiese dormido tranquilo».

Pero Márquez tenía cuentas pendientes y a raiz de ello «he pensado poco en el campeonato».

No solo por el hecho de que en las últimas dos carreras Andrea Dovizioso y Alex Rins le habían arrebatado la victoria en la última curva, sino también por ese polémico rifirrafe con Rossi el sábado: «¿había rabia? sí».

«Perder en la última curva te toca» pero «ayer me dieron un extra de rabia, de moral», aclarando que «lo intenté por el empujoncito que me dieron ayer».

De hecho, prueba de esa rabia contenido se pudo ver en su efusiva celebración con su equipo:

En cuanto al título, ha dicho ante el micrófono de DAZN que quiere «intentar cerrarlo máximo en Motegui», pero es consciente de que «la prisa no es buena» y que «ahora solo puedo perderlo yo (el título)».

Deja un comentario