fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

Marco Simoncelli y su única experiencia en Superbike

Imola fue el escenario de la única participación de Marco Simonceli en una prueba del mundial de Superbikes. Fue en 2009 y Marco era entonces campeón del mundo de 250.

Llegó con su permanente sonrisa, aspecto de estrella de rock de los años 70. Nunca se había subido a una moto de 4 tiempos y la decisión de tomar parte en la prueba se tomó el lunes anterior a la carrera.

El ambiente al principio me ha resultado un poco extraño –me explicaba entonces– , pero me ha gustado sentir tan de cerca el calor del público. Ha sido emocionante. Parece un campeonato más antiguo, MotoGP esta más fiscalizado. La conducción de la Aprilia SBK con respecto a una 250 es muy diferente ¡parece otro deporte! Al principio tuve muchos problemas especialmente en las frenadas.  La verdad es que la noche antes de la carrera tuve muy claro que me lo iba a pasar muy bien, pero que debería de ir improvisando continuamente…¿Las carreras? Pues al igual que en 250, me ha parecido que todos quieren llegar por delante de los demás –me dijo destornillándose de risa. “La primera acabé por los suelos. En la segunda salí mucho mejor y tuve un buen ritmo hasta llegar a Biaggi. La pasada que le hice en la variante, no quería hacerla, pero llegué largo a la frenada y por no acabar en la escapatoria seguí largo  y me salió bien…”.

Así de sincero era Marco, un piloto que dejó su sello entre las Superbikes y del que muchos nos acordamos este fin de semana en Imola.

 

Te recomendamos

PUBLICIDAD noticias_widget_1

PUBLICIDAD noticias_widget_2

Deja un comentario

PUBLICIDAD Noticias Mega 4