Marc Márquez se pone cachas
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Marc Márquez se pone cachas

Publicado

el

Como veas a Marc sin camiseta, vas a alucinar con las abdominales que ha echado. Está como una roca y nunca le había visto tan fuerte. Aunque ha engordado un par de kilos de masa muscular, ahora tiene la cara más afilada que antes. Ha trabajado con toda la ilusión del mundo para llegar lo más fuerte posible a MotoGP”. Las palabras de Genís Cuadros, preparador físico de Marc Márquez desde hace ocho años, delatan el enorme trabajo al que se ha sometido el piloto español durante el invierno y la pretemporada para llegar a la categoría reina en las condiciones más óptimas posibles. El piloto español se ha encerrado en el gimnasio y se ha puesto cachas. Luce una espalda y unos brazos que hace un año no tenía ni por asomo. “Ya no puedo jugar con él, porque me hace daño”, asegura Julià Márquez, su padre.

El piloto español se ha empleado a fondo para reforzar el tren superior de su cuerpo con la intención de ganar fuerza para domar la potencia de su Honda RC213V. Al principio iba muy tenso sobre la moto y me agotaba en sólo cuatro vueltas. A medida que he ido cogiendo soltura, ya no me canso tanto y me encuentro muy bien físicamente. Hemos intensificado la preparación física para coger un poquito más de fuerza, porque siempre es mejor que sobre que falte. Ahora estoy en 60 kilos y espero que sean suficientes”, señala Márquez, que a lo largo de la pretemporada ha cubierto 2.976,35 kilómetros con su MotoGP, entre los entrenamientos de Sepang (1.612 entre los dos entrenamientos), Austin (931,19) y Jerez (433,16), sin que su físico se resintiera.

Hemos incrementado los niveles de carga para aumentar la fuerza y lo hemos conseguido. Nos hemos centrado en trabajar la fuerza submáxima para acrecentar un poco su volumen muscular y aumentar sus niveles de fuerza. A medida que han ido transcurriendo los tests de MotoGP, hemos ido reforzando los puntos que él me indicaba tras volver de cada uno de los entrenamientos de pretemporada. Básicamente, hemos puesto más ímpetu en bíceps, tríceps, deltoides, dorsales y pectorales. Eso es lo que hemos trabajado más específicamente, complementado con abdominales, lumbares y fuerza de piernas. También ha hecho mucho ejercicio cardiovascular con la bicicleta y haciendo running. Está en un nivel de forma excelente, al 100 %”, explica Cuadros, que compagina su trabajo de profesor de Educación Física en el Instituto Manuel de Pedrolo de Tárrega, localidad situada a 12 kilómetros de Cervera, con la puesta a punto de los hermanos Márquez.

El año pasado, cuando se quedó sin pretemporada por los problemas de visión doble en su ojo derecho, Márquez era capaz de terminar los ejercicios con cargas de 40 kilos. Ahora comienza con esa misma carga para finalizar en 60 kilos, el peso de su cuerpo. “Hemos aumentado bastante las cargas y de cada ejercicio hacemos cinco o seis series. Empezamos con 15 repeticiones, después 12, seguimos con 10, ocho, otra vez ocho y 10 para terminar”, enumera de carrerilla Cuadros, que ha ideado junto con Márquez un par de ejercicios en el gimnasio que simulan la posición del piloto agarrado al manillar de la moto: “Sirven para hacer un poco de simulacro de frenadas y tumbadas encima de la moto”. Un entrenamiento de fuerza y resistencia que se complementa con prácticas de equilibrio estático y velocidad de reacción con el lanzamiento de pelotas o balones en superficies irregulares.

Los antebrazos de Marc Márquez, que hasta la fecha no ha necesitado pasar por el quirófano para solucionar los problemas de síndrome compartimental tan comunes en los pilotos, han sido una de las pocas zonas de su cuerpo que no se han pulido este invierno. “De momento, tiene la virtud de que no se le agarrotan. Acordamos que no los íbamos a trabajar, al menos, hasta después del primer test para saber si lo necesitaba o no. Tras el primer entrenamiento, no tuvo ningún problema y no hemos hecho nada de antebrazos porque están perfectos”, descubre Cuadros, quien cree que Márquez tiene la talla perfecta de un piloto de MotoGP: “Su tamaño es perfecto [1,68 m] y tiene un físico óptimo. Además cuenta con la ventaja de que tiene las piernas muy largas, lo que le va muy bien para tumbar la moto”.

Un trabajo específico, acompañado por rutas en bicicleta de montaña, moto de cross y una dieta sana, en busca de su primera victoria en MotoGP.

TRABAJO DE GIMNASIO COMBINADO CON CARDIO

Plan de entrenamiento semanal

La preparación física de Marc Márquez para dar el salto a MotoGP se ha basado en el trabajo en el gimnasio durante cuatro días a la semana. Alternativamente trabaja:

  • Dos días a la semana: hombros, pectorales, tríceps, ejercicios de piernas y específicos, abdominales, lumbares, flexiones (fondos y planchas) y flexibilidad.
  • Otros dos días a la semana: hombros, dorsales, bíceps, ejercicios de piernas y específicos, abdominales, lumbares, flexiones (fondos y planchas)  y flexibilidad.
  • Trabajo de pesas dos días a la semana: ejercicios de hombros, pectoral o dorsal y tríceps o bíceps en cinco o seis series con las siguientes repeticiones: 12-10-8-8-10. Las cargas llegan hasta el 80-85 % de su fuerza máxima.
  • Tres o cuatro días por semana: bicicleta de montaña con variaciones de volumen e intensidad (cambios de ritmo o sólo rodar) durante una hora y media al día.
  • Uno o dos días a la semana: moto de cross.
     
Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos