fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1
Fotos: Santi Díaz

Prueba Malaguti Drakon 125. Deportiva con estilo

En los últimos tiempos el mercado de las pequeñas 125 como esta Malaguti Drakon 125 – que se pueden conducir con el carné A1 y también el B– está gozando de buena salud.

Algunos nuevos fabricantes asiáticos llegan con la leyenda y en algunos casos la gestión, de fábricas históricas como Malaguti. Los japoneses también tienen una 125 en su gama de producto y marcas europeas como KTM o Husqvarna buscan su espacio.

Esta rivalidad está dando como resultado una larga serie de motos interesantes y de diferentes precios y niveles.

El caso que nos ocupa no deja de ser curioso. Malaguti es una marca de Bolonia, como Ducati, con una larga historia y glorioso pasado, que ahora mismo pertenece al grupo austríaco KSR que a su vez, como otros muchos, fabrica sus motocicletas en China.

Malaguti Drakon 125

El origen de Malaguti hay que buscarlo cuando en 1930 Antonio Malaguti fundó su fábrica de bicicletas. La primera vez que adaptó un motor fue en el año 1949 y en su larga historia se ha caracterizado por fabricar motocicletas y scooters de pequeña cilindrada con carácter deportivo.

PUBLICIDAD Noticias Roba 3

A finales de los años 80 fabricaron alguna trail como la Runner 125 y a mediados de los 90 sus modelos se importaron a España a través de Rieju. Entonces destacó un scooter denominado F10 (como el avión de caza), con unas líneas agresivas, hueco para el casco y motor Miranelli. Toda una revolución en aquella época.

También fue muy rompedor el Fifty Evolution, un ciclomotor con ruedas de 16”, suspensión monobrazo y un potente motor de refrigeración líquida.

Malaguti Drakon 125

Desde que es propiedad del grupo KSR (2018), los austríacos tratan de transmitir lo que denominan el “Espíritu de Bolonia”, es decir la pasión y el diseño de los italianos. Aunque en este caso todo parte del centro de diseño y desarrollo de KSR situado en Krems, una ciudad de estilo medieval situada a orillas del Danubio, a unos 70 km. al oeste de Viena.

Desde mi punto vista, esta Drakon 125 que vimos por vez primera en Milán en 2019, tiene un “plus” en cuanto a diseño, con un acertado estilo futurista que marca la diferencia. Es el primer modelo de Malaguti pensado, diseñado y desarrollado por el Grupo KSR.

Original

Elías Juraszovich, responsable de desarrollo de KSR, destaca en este diseño de la Malaguti Drakon 125 que el faro y el carenado fluyen hacia el depósito de combustible y que todos los elementos están muy integrados en un armonioso conjunto. Es esta una moto importante para KSR puesto que con ella quieren establecer el estándar de la marca.

Malaguti Drakon 125

Su imagen futurista viene marcada por el faro de doble led en sentido vertical, el diseño del depósito y ergonómico asiento y la matricula en un soporte lateral dejando la rueda trasera visualmente muy limpia. No faltan detalles curiosos y llamativos como la bomba de freno traslúcida o los intermitentes led.

PUBLICIDAD Noticias Roba 1

El cuadro de instrumentos es de lo más moderno, con una pantalla TFT a color en la que se puede escoger el fondo entre tres opciones (Corsa Red, Día, Noche) y la ubicación de la información.

Incluye también un indicador de nivel de combustible, temperatura del motor, odómetros y una toma doble de USB. Los bajos están protegidos por un embellecedor que esconde un silencioso de tipo petaca muy compacto.

El bastidor es visible y tiene una estructura de doble viga tubular fabricada en acero que se ve reforzada por una cuna inferior desdoblada y atornillada.

Malaguti Drakon 125

La horquilla invertida y un amortiguador regulable en precarga forman el conjunto de suspensiones: sencillas pero eficaces. Algo duro el amortiguador trasero o más bien falto de progresividad, encaja bien las irregularidades del asfalto.

La frenada viene marcada por un disco de 300 mm delante con pinza hidráulica de doble pistón y un sistema ABS de dos canales que nos pareció poco intrusivo delante y con mejor feeling detrás.

El propulsor de esta Malaguti Drakon 125 es un moderno monocilíndrico de refrigeración líquida que se adapta a la normativa Euro 5 con un sistema de inyección electrónica firmado por Bosch.

Comportamiento

La altura del asiento, bien mullido y compacto, es de 805 mm con lo que se llega bien al suelo y la posición es muy natural. Cuenta con un manillar bastante ancho, las piernas quedan bien ubicadas en el conjunto y las estriberas en una posición semideportiva.

Se mueve muy bien entre el tráfico urbano, además de poder hacer trayectos interurbanos sin dificultad.

El propulsor vibra poco, es alegre y muy vivo, de última generación con refrigeración líquida y lógicamente inyección electrónica, en este caso firmada por Bosch. Capaz de rendir 13,4 CV, entre las 6.000 y las 8.000 rpm muestra todo su carácter. Con las tres primeras marchas muy juntas y un cambio que a veces es poco preciso, hay que subir y bajar marchas con decisión y mantener el motor por encima de las 6.000 rpm. para conseguir su mejor rendimiento.

Entre curvas es manejable y con un comportamiento bastante deportivo, invitando – pese a las limitaciones de su cilindrada – a buscar tramos muy revirados donde sus neumáticos Maxxis están a la altura. En carretera general o autopista en sexta velocidad hay que reducir una marcha (5ª), para conseguir una mejor aceleración en situaciones como a la hora de efectuar adelantamientos.

Su consumo es muy bajo y con 2,6 litros a los 100 km ofrece una buena autonomía de 400 km, gracias a que su depósito de combustible tiene una capacidad de 10’5 litros.

En definitiva, la Malaguti Drakon 125 es una de las 125 tipo naked más llamativas del mercado, con una estética que en cierto modo recuerda a la de MV Agusta, mucho estilo, un precio de sólo 3.999 euros y un carácter de inspiración deportiva.

Lo que más nos ha gustado y lo que menos…

Solo+

Su estética agresiva y futurista es todo un acierto y poco habitual en este estilo de motos. Buena instrumentación, carácter, motor enérgico.

Solo-

El tacto del cambio es un poco duro, ángulo de giro.

Ficha técnica Malaguti Drakon 125

Motor tipo:Monocilíndrico 4T LC DOHC
Diámetro x carrera:N.d.
Cilindrada:124 c.c.
Potencia máxima:13,4 CV a 9.500 rpm
Par motor máximo:11,4 Nm a 7.500 rpm
Alimentación:inyección electrónica
Emisiones de CO2:59 g/km
Cambio:6 velocidades
Embrague:Discos en baño de aceite
Transmisión secundaria:Cadena de retenes
Tipo chasis:Multitubular en acero
Geometría de dirección:N.d.
Basculante:Doble brazo
Suspensión delantera:Horquilla invertida
Suspensión posterior:Monoamortiguador
Freno delantero:Disco 300 mm pinza doble pistón ABS
Freno trasero:Simple disco 218 mm pinza simple pistón, ABS
Neumáticos:100/80-17 y 130/70-17
Largo total:2.050 mm
Altura máxima:1.100 mm
Anchura máxima:810 mm
Distancia ejes:N.d.
Altura asiento:805 mm
Depósito:10,5 l.
Consumo medio:2,6 l/100 km
Autonomía teórica:400 km
Garantía oficial:3 años
Importador:KSR Group
Contacto:93 839 75 72
Web:www.malaguti.bike.es

Galería:

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1