Magnesio, un metal ligero y delicado
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Magnesio, un metal ligero y delicado

Publicado

el

Cuando se habla de aligerar una pieza metálica, el primer candidato en aparecer es el magnesio. Este metal nunca constituye el componente único de una aleación ligera, sino que se combina con una gran variedad de metales no ferrosos como aluminio, zinc, manganeso, cobre, etc. La proporción varía según el tipo de uso al que se destinará el componente –y recibe una denominación específica según estas proporciones–. De hecho, el magnesio no tiene una gran resistencia, por lo que debe aliarse con otros metales.

Encontramos el magnesio en algunos componentes de nuestras motos actuales: tapas de cárter, encendido y culata y llantas, como las de la Ducati Superleggera.
 
El magnesio se oxida muy rápidamente en presencia de oxígeno y se corroe a gran velocidad, por lo que antes de recibir una mano de pintura debe protegerse con una capa de su propio óxido, inducido por una imprimación ácida, por ejemplo. El tratamiento de una pieza de magnesio es largo y complicado, y debe seguirse a pies juntillas, so pena de que la corrosión se inicie en poco tiempo. Debe evitarse, además, que entre en contacto directo con metales ferrosos, ya que también se corroe por la temida corrosión galvánica –de hecho, es el metal con el índice anódico más elevado, junto con el berilio–. Ligero, sí, pero muy delicado.
Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos