PUBLICIDAD

Los Vespa World Days acogen a más de 10.000 motocicletas

El zumbido de las Vespa invadió las milenarias calles de la localidad lombarda de Mantova, pueblo conocido por el legado que un día dejaron los romanos y que durante estos 4 días han hecho más de 10.000 Vespas. El encuentro ha sido el más multitudinario en la historia de Piaggio, un orgullo para cualquier italiano que sienta el motor en la sangre y para cualquier motero que tenga la suerte de poseer motocicletas tales como Guzzi, Piaggio, Aprilia o la mismísima Vespa. Allí se juntaron, no solamente los amantes de estas joyas sobre dos ruedas, sino también un cúmulo de nacionalidades nada habituales en este tipo de eventos. Personas de Kuwait, Estados Unidos, Grecia, Finlandia, Argentina, Israel… No había nada que pudiese romper el ambiente festivo que se respiraba en los diferentes puntos que la organización montó para entretener a los asistentes.

¿Quieres ver todas las fotos de los Vespa World Days?

En total, los participantes pudieron disfrutar de los más de 1.300 metros cuadrados divididos en dos amplias áreas. Todos los asistentes pudieron apreciar las cualidades de 46 vehículos, además de disfrutar de una zona de bar y en donde se pudieron seguir en dos pantallas gigantes y en directo los distintos eventos organizados durante el fin de semana. Uno de los epicentros del evento fue el Vespa Village, punto donde se galardonó al Vespa Club Pordenone, cuyos representantes fueron los que más puntos de control y con más usuarios Vespa realizaron su viaje a Mantova, por delante del Vespa Club de Cerignola y el Vespa Club de Serbia.

Aunque la fiesta fuese una demostración de la fuerza de una fábrica que ha puesto su sello en la mayoría de países del mundo, con 18 millones de ejemplares rodando por todo el globo, también hubo una pequeña ruta desde Montova hasta San Bennedeto Po

La oportunidad de reunir a tantísima gente fue bien aprovechada por la fábrica para lanzar la nueva tienda «Motoplex» en Mantova, dedicada a los amantes de las dos ruedas y ventana abierta al futuro del Grupo Piaggio. En ella se rinde tributo a las marcas del grupo Piaggio y a los millones de propietarios de los ejemplares que estas han lanzado durante toda su historia. 

Con este cúmulo de celebraciones y homenajes, la fiesta, la música y los miles de asistentes, junto a los pilotos de SBK Melandri y Guintoli como invitados estrella, finalizaron un fin de semana que pasará a la historia. El año que viene, los Vespa World Days volverán, en esta ocasión a Croacia

Deja un comentario