PUBLICIDAD Billboard

Los motoristas, el siguiente reto de la conducción autónoma de Google

En el reporte del mes de noviembre del Google Self-Driving Car Project, el gigante de Internet explica los desafíos a los que se enfrenta su vehículo autónomo en la carretera cuando se encuentra con un motorista.

Por boca de uno de sus ingenieros de programación, enumera en primer lugar la poca visibilidad de la motocicleta como vehículo. A cuántos no nos han dicho eso de que ‘perdona, no te he visto’. Pues bien, Google asegura que eso no sucederá con sus coches de conducción autónoma, puesto que no se distraen y pueden ver en todas direcciones; 360 grados, y a una distancia de dos campos de fútbol.

Además, no tienen las dificultades que tenemos las personas para ver cosas más pequeñas, como un scooter, cuando hay menos luz. De hecho, asevera que gracias al conjunto de sensores que equipan sus coches éstos pueden ver cualquier vehículo de dos ruedas en cualquier momento del día. Es decir, tanto de día como de noche.

PUBLICIDAD Content_1

El segundo reto ha sido cómo reconocer una moto y diferenciarlas entre ellas, así como de otros vehículos como por ejemplo una bici. Pues bien, Google dice que sus coches autónomos cuentan con un software que no necesita haber visto un modelo particular de motocicleta para reconocerla. Lo hace a través de un proceso llamado aprendizaje de máquina que imita la forma de aprender de las personas.

Por ejemplo, es posible que nunca hayas visto una Harley-Davidson Roadster o una Ducati 899 Panigale antes, pero sabes que es una motocicleta porque se parece a otras que ya conoces. Pues lo mismo hace el coche de Google, teniendo en cuenta factores como el tamaño, la velocidad, el diseño e incluso el comportamiento.

El tercer desafío mencionado es cómo explica la tecnología de Google las diferentes maneras en que los motoristas se mueven, haciendo especial hincapié en el filtrado entre coches (lane splitting). Pues bien, Google afirma que el software de sus coches autónomos es capaz de reconocer y responder con seguridad incluso este tipo de conducción. De hecho, es capaz de predecir cuando un motorista podrá circular a nuestro lado y entre otros coches. Es más, cuando sea seguro, su coche se apartará hacia el lado para dar más espacio a las motocicletas que en esos momentos se encuentren circulando entre carriles.

PUBLICIDAD Content_2

Según Google, su software entiende que las motocicletas son más rápidas para frenar y acelerar, por lo que sus vehículos autónomos actúan en consecuencia, conduciendo de manera más conservadora y dando más espacio a los motoristas que se encuentran cerca. Más en www.google.com/selfdrivingcar/reports/.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario