A los mandos de la nueva Husqvarna TR 650 Strada
Connect with us
Publicidad

Pruebas

A los mandos de la nueva Husqvarna TR 650 Strada

Publicado

el

0011_pesebre_web.jpg

Son las 7 de la mañana y llegamos a la zona del paddock del circuito de Jerez, ahí nos asignan la TR 650 Strada que nos acompañará por reviradas carreteras entre bellos parajes andaluces. Al cabo de una hora, cuando, con cierta pereza, se hacen claros los colores del día, la Strada ya forma parte de mí. Se mueve de un lado a otro con sólo insinuárselo y responde con carácter a las demandas del gas. A partir de las 5.000 rpm, y hasta las 8.000, el motor tiene una respuesta inmediata capaz de satisfacer mi lado más impaciente.

0001_1_apertura_tr650_web.jpg

Entre casas blancas y extensos prados segados, a lomos de una moto que se me acopla perfectamente, voy yo también desperezándome. La ruta cruza algunos pueblos, así tengo oportunidad de darme cuenta de su buen hacer a bajas revoluciones y de la tranquilidad que produce su baja rumorosidad cuando circulamos a punta de gas. Bajando una colina a buen ritmo voy cambiando entre tercera y cuarta, y otra vez a tercera, las marchas entran sin inmutarse, con precisión. Durante la bajada tiro fuerte del freno delantero en un par de ocasiones y, a medida que me acerco al final de este tramo, me complace notar que la maneta no ha sufrido ninguna variación.

0002_2_accion_tr650_web.jpg

Lo mejor, la buena distancia respecto al manillar, la forma del depósito y el asiento, la altura de los reposapiés; tal conjunto logra una ergonomía descansada que, sin embargo, ofrece también una buena disposición a movimientos más enérgicos.

Confianza
La TR 650 viene con un tarado de suspensiones muy logrado que encuentra un buen equilibrio entre estas dos facetas suyas: la suavidad de una moto que puede usarse a diario y la picardía que exhibe cuando se le exige algo más. De ahí que en seguida ofrece la confianza suficiente para frenar un poco más fuerte y soltarse algo más de una curva a otra. Además, si hay cualquier imprevisto, sé que podré frenar realmente fuerte sin miedo a bloquear la rueda delantera porque viene con ABS de serie. Éste se puede desconectar, en parado, desde la piña izquierda del manillar. La maneta del embrague es regulable en tres posiciones y, aunque un poco aparatosa, cumple perfectamente con su función. La de freno, sencilla, es de anclaje convencional y va conectada a unas pinzas del mismo tipo mediante latiguillo metálico. El equipo de frenos viene firmado por Brembo.

0010_3_accion_tr650_web.jpg

La TR 650 Strada tiene un diseño bastante atrevido, con un frontal difícil de olvidar y algunos de los plásticos con acabado mate. Estas licencias italianas en el diseño producen un efecto curioso al lado de las generosas estriberas o la parrilla trasera (que sirve tanto para colocar una maleta como para sujetar al acompañante). Es decir, la Strada podría ser mucho más sencilla y funcional, pero se han adoptado algunas soluciones estéticas interesantes; por ejemplo, la doble salida de escape por la parte superior, la culata en rojo (marca de la casa) y los intermitentes afilados. Por cierto, que es una lástima que los retrovisores no hayan recibido el mismo trato… Vista de perfil la moto es muy estilizada, resalta la zona del motor con su toque rojo en consonancia con los plásticos delanteros, donde leemos el modelo de la marca. Detalles como éste, o las válvulas colocadas en el lateral de los palos de las llantas de aleación para facilitarnos la comprobación de la presión de las ruedas, hacen de la TR 650 una moto cuidada y bien acabada.

Tú eliges

El motor de la TR 650 tiene, igual que su comportamiento dinámico, una doble faceta: es capaz de circular a bajas revoluciones sin titubeos, algo que no siempre encontramos en los monocilíndricos, y, a la vez, responde arriba con suficiente furia. Es más, cuando circulamos cerca de las 8.000 rpm en una marcha corta, podemos cerrar y abrir el gas sin que de ello se derive ningún tirón.

0009_recuadro_terra_web.jpg

El motor, como hemos dicho, refrigerado por líquido y provisto de doble árbol de levas, deriva del de la G 650 GS. Modificando la programación de la inyección, cambiando los árboles de levas y aumentando la compresión se han logrado 10 CV extra. Así, la TR 650 desarrolla 58 CV y un par de 60 Nm a 5.750 rpm. Como opción, la fábrica puede servir la Strada con el motor limitado a 48 CV.

Para garantizar la fiabilidad del monocilíndrico, más comprimido que el de la G 650 GS (12,3:1), se han adoptado medidas como el nuevo molde para la fundición de una culata con formas más adecuadas al flujo de admisión y escape, o la reducción del diámetro de la rosca de la bujía (que pasa de 12 a 10 mm); así se logra mejorar la circulación del líquido refrigerante alrededor de la bujía, con lo que se disipa mejor su calor.

0008_motor_tr650_web.jpgSe ha forjado un pistón de alta calidad más rígido y fiable que, además, pesa 112 gramos menos. Modificando el cigüeñal y el eje de equilibrado se logra reducir las masas oscilantes, de manera que el motor sube más alegremente de vueltas y produce menos vibraciones.Las modificaciones en el motor logran hacerlo, además de más potente, más eficiente. Circulando a una velocidad constante de 90 km/h se consigue un consumo muy bajo de tan sólo 3,5 litros a los 100 km. Con el depósito de 14 litros esto significa que la autonomía supera fácilmente los 350 km.

Horquilla y amortiguador tienen un recorrido de 190 mm, y el amortiguador es regulable en precarga y extensión. De esta manera podremos adaptarlo a nuestro peso o endurecerlo cuando vayamos a emprender un viaje a dúo. El cableado está integrado con el sistema de BMW CAN-Bus y todas las conexiones son resistentes al agua. El robusto chasis doble viga y el basculante son de acero, están pensados para garantizar la maniobrabilidad y, también, ser capaces de servir a una conducción más deportiva. Las llantas de aleación y diez palos dan a la Strada el aspecto de gran supermotard que la hace tan atractiva.

El tablero de instrumentos es compacto, con los testigos en la parte izquierda, el tacómetro analógico en el centro y una pantalla multifunción LCD en la parte derecha. Aquí leeremos la velocidad y, navegando por el menú, el consumo, los parciales y la hora. La Strada, por tanto, se presenta como una muy buena opción para aquellos que quieran una moto práctica, que les permita circular a diario sin vibraciones y con un consumo comedido, y que permite escaparse y disfrutar por carreteras reviradas.

Texto: Antoni Guinovart

Presentación publicada en la revista Solo Moto nº1891
Si quieres el número, puedes pedirlo a nuestro departamento de suscripciones

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos