Connect with us
Publicidad

MotoGP

El difícil (pero no imposible) triángulo Lorenzo-Dall’Igna-Domenicali

Publicado

el

regreso de Lorenzo a Ducati

Las relaciones más complicadas pueden llegar a funcionar cuando el objetivo final es común a todos, y más en este caso en que dicho objetivo es nada menos que lograr un título mundial.

Este es el lazo que podría unir a los distanciados Jorge Lorenzo, actual piloto de Honda HRC, Gigi Dall’Igna, director general de Ducati Corse, y Claudio Domenicali, CEO de la fábrica italiana.

Dall’Igna fue el principal responsable de la llegada de Lorenzo a Ducati, tras vencer la oposición inicial del máximo responsable de la marca italiana, Claudio Domenicali. Dall’Igna conocía bien a Lorenzo de su etapa en Aprilia, y fue el máximo valedor del español, incluso en sus momentos más complicados de su paso por Ducati. Gigi fue siempre reacio a echar a Lorenzo de su equipo.

En el otro extremo, Domenicali, que cedió a la presión de Dall’Igna para traer a Lorenzo al equipo rojo, vio el camino allanado tras el mal inicio del balear la temporada pasada y no esperó al plazo previsto para renovar a Jorge (el GP de Italia).

Antes del plazo previsto

Los inicios de Lorenzo con la Ducati fueron duros, pero todo empezó a cambiar en el último tercio de la temporada 2017. Jorge pudo ganar en Sepang, pero cedió la victoria a Dovizioso, siguiendo órdenes de equipo.

Todo parecía indicar que el binomio Lorenzo-Ducati sería un firme candidato a la victoria el año pasado, pero la temporada no empezó bien para el balear y el impaciente Claudio Domenicali le dio un ultimátum para conseguir victorias, que expiraba en el GP de Italia. Sin embargo, ya en la carrera anterior, la de Francia, anunció que “el nuevo compañero de Andrea Dovizioso hará que el equipo trabaje de forma equilibrada y conjunta” y que, efectivamente, “ya estamos manteniendo conversaciones con otro piloto”, aunque posteriormente lo negó.

Una vez recibió algunas piezas de las que había solicitado, Lorenzo ganó el GP de Italia y el siguiente, el de Cataluña, venciendo también en Austria.

Claramente molesto con las palabras de Domenicali, Lorenzo a su vez movió ficha y firmó con Honda con total discreción.

Jorge tomó su decisión en Le Mans, “cuando vi que Ducati podía estar planeando sustituirme por otro piloto. Hasta este momento, estaba centrado totalmente en ganar con Ducati pero, evidentemente, cuando vi que esta posibilidad existía me moví para ver qué otras opciones podía tener”.

El entonces aún piloto de Ducati mantuvo un total y absoluto silencio.

Tras ganar en Mugello, Paolo Ciabatti, director deportivo de Ducati, se acercó al mánager de Lorenzo (Albert Valera) y le dijo: “Hemos estado esperando hasta aquí, como habíamos acordado. Ahora podemos hablar.

Valera le contestó que “Ahora ya es demasiado tarde”, recordándole que no todo el mundo en Ducati había esperado hasta la fecha acordada.

Mucho orgullo que tragar

Está claro que, visto el total dominio de Marc Márquez esta temporada -incluso en circuitos que no le eran a priori favorables- en Ducati están viendo que por lo menos este año y salvo imponderables, no van a ganar el título… ni posiblemente el año próximo.

Ni Dovizioso ni Petrucci parecen estar en condiciones de poner en aprietos al de Cervera. El único piloto que, a día de hoy, tiene el nivel de luchar de tú a tú con el de Honda se llama Jorge Lorenzo, y así lo cree Dall’Igna.

Sobre si fue Lorenzo el que llamó a Dall’Igna (según GPOne), si fue Ducati quien hizo la aproximación, o cualquier otra posibilidad (Carlo Pernat comentaba que fuentes fiables vieron a Valera hablando con la gente de Pramac), algo debe haber cuando hay tantos rumores, a pesar de que en Honda, tanto Puig como Márquez lo nieguen rotundamente, y Lorenzo no diga nada.

Misterioso y algo mosqueado está Andrea Dovizioso, tras ser preguntado por el posible interés de Dall’Igna en la vuelta de Lorenzo: “¿Si Ducati ha perdido la confianza en sus propios pilotos? Eso se lo debéis preguntar a Gigi”, afirma ‘Dovi’.

Si finalmente se diese el caso, hay dos implicados que tendrían tragarse el orgullo: Claudio Domenicali, que debería aceptar por segunda vez a Lorenzo en Ducati, a pesar de su oposición inicial y de ser el causante de su marcha cuando el balear demostró que podía ganar con la moto italiana.

regreso de Lorenzo a Ducati 2

Y, por otro lado, Jorge Lorenzo, que no habría sido capaz de demostrar que podría vencer también con la Honda, y que si vuelve a Ducati no sería en el equipo oficial, sino en uno satélite, ocupando la plaza de un Miller que aún no ha recibido la propuesta de renovación, no por culpa de Pramac, según dice, sino de la propia fábrica, afirmando que “creo que hay algo de verdad en los rumores sobre Lorenzo”, ya que el australiano afirma que “todavía no he firmado el contrato de renovación”.

El propio Rossi piensa que si a Lorenzo “con la Honda este año le está costando… ¿por qué no?”, refiriéndose a la posible vuelta de Jorge a Ducati.

Un tema que unos y otros deberán aclarar en las próximas semanas. Ya no valen ni los silencios ni esquivar el bulto.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.042

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos