Llantas de carbono Thyssenkrupp para la Honda CBR1000RR-R
Connect with us
Publicidad

Equipamiento para motos

Llantas de carbono Thyssenkrupp para la Honda CBR1000RR-R

Publicado

el

Llantas de carbono

La conocida firma multinacional alemana ha lanzado unas llantas de carbono Thyssenkrupp para la Honda CBR1000RR-R.

El par de llantas está disponible tanto para la CBR1000RR-R estándar como para la SP, y la firma anuncia una reducción de peso de 1,6 kg con respecto a las ya ligeras de aluminio de serie.

Thyssenkrupp tiene un sistema propio de elaboración de la fibra de carbono consistente en un trenzado que ha patentado y que garantiza una máxima rigidez y ligereza.

Las llantas están disponibles en los tamaños de 3,5×17” (delantera) y 6,0×17” (trasera). Su precio es de 3.411 euros el par, incluyendo rodamientos y válvulas.

Ventajas de unas llantas de carbono

Aunque la reducción de peso es evidente, las ventajas que aportan unas llantas de carbono van mucho más allá de la reducción de peso total.

En primer lugar, las ruedas en movimiento causan un efecto giroscópico que es más elevado cuanto mayor es su masa. Una moto se mantiene derecha por el efecto giroscópico de sus ruedas al girar, y si, por un lado, eso es lo que evita precisamente que se caiga, también es -en gran parte- la causa de que cueste inclinarla, un efecto mayor cuanto más elevada sea la velocidad de giro. Si reducimos el peso de las llantas, disminuiremos el efecto giroscópico y, por tanto, ganaremos agilidad. Será mucho más fácil mover la moto de lado a lado en las inclinaciones.

Un giroscopio es, a grandes rasgos, una rueda con una cierta masa que mantiene su posición al girar a alta velocidad.

Un sencillo giroscpio

Como ejemplo del efecto de los giroscopios, los conocidos Segway utilizan pesados giroscopios para mantener la verticalidad, haciendo casi imposible que vuelquen. Lo mismo ocurre con unas ruedas pesadas girando: hacen que cueste mucho inclinar la moto.

Otra ventaja que tiene reducir el peso de una rueda es que también se disminuye la fuerza que debe hacer el motor para girarla al acelerar -por tanto, se gana en aceleración- pero también a la hora de frenar, al reducir en ambos casos las inercias.

El último beneficio al bajar peso en unas llantas está en las suspensiones, ya que éstas deben realizar un menor esfuerzo, al tener menos masas suspendidas y, por tanto, resultan más eficaces.

¿Las desventajas? obviamente, el precio, que suele ser elevado, y una cierta fragilidad ante posibles golpes secos, lo que las hace más desaconsejables para un uso cotidiano. Ambos motivos hacen que su uso se destine casi exclusivamente para circuito.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos