PUBLICIDAD

Lin Jarvis: “Valentino nos dijo que debíamos elegir entre Lorenzo y él, y eso era inaceptable”

Tras ganar con Honda los títulos de la máxima categoría en 2001, 2002 y 2003 (el primero de 500 y los otros dos de MotoGP, Valentino Rossi fichó de manera inesperada por Yamaha para correr con ellos en 2004, en unas secretas y casi míticas negociaciones que se iniciaron en la Clínica Mobile.

Lin Jarvis, ex director del equipo Yamaha en los inicios de MotoGP, contó muchas cosas de lo que vivió junto a Valentino Rossi durante aquellos años a Bike Magazine, en una entrevista realizada por Mat Oxley en su ‘The Oxley Interview’.

Recordemos que el italiano ganó el título ya en su año de debut con Yamaha: “Mucha gente decía que fichar a Valentino era un riesgo… y lo era”, cuenta Jarvis. Pero cuando ganamos la primera carrera nos dimos cuenta de que todo era posible. Ganar el título de 2004 en Phillip Island fue otro momento mágico”.

Un compañero incómodo

Pero con la llegada de Jorge Lorenzo como compañero en 2007, las cosas empezaron a torcerse. Aun así, “en 2008 y 2009 ganó algunas de sus carreras más épicas, superando a Casey Stoner en Laguna Seca y a Jorge Lorenzo en Catalunya, ganando ambos campeonatos. Fueron momentos increíbles juntos”.

Y así llegó 2010: “Habíamos contratado a Lorenzo porque pensábamos que Valentino se iba a la Fórmula 1, con lo que necesitábamos un sucesor. ‘Vale’ no estaba de acuerdo, porque él era el número uno del equipo y desde entonces empezaron los roces”.

La tensión llegó a límites intolerables:Vino a decirnos que debíamos elegir: o Lorenzo o él, y eso era inaceptable para nosotros. Las relaciones empezaron a romperse y ya no era como antes, tanto que al final de la temporada nos despedimos”.

El regreso

Tras dos años nefastos en Ducati, surgió la idea de recuperarlo para Yamaha. Lin Jarvis fue a Tavullia para negociar con Valentino Rossi, pero durante la ausencia del italiano, Jorge Lorenzo había ganado mucho peso en Yamaha: “Lorenzo había ganado el título con nosotros en 2010 y 2012, por lo que fue muy, muy delicado y difícil intentar traer a su duro enemigo de vuelta al equipo”, explicó el ex director del equipo Yamaha.

No sólo el balear era contrario al retorno del italiano:

Algunos en Yamaha no querían que volviese, pero pude mostrarles los beneficios que tendría para la marca”, comenta Jarvis.Fui a encontrarme con Valentino en su casa en Tavullia y tuvimos reuniones con cierta tensión y pasión. Fue un momento muy especial, después de que nuestra relación se hubiera deteriorado tanto. Volvió con una actitud diferente, más modesta y agradecida”.

El caso Márquez

Y el otro episodio que narra Lin Jarvis es el acontecido en 2015 en Sepang, pero cuyo origen se remonta a la carrera anterior, la de Phillip Island en Australia:

“Sigo creyendo que, si Valentino no hubiera puesto en duda a Márquez después de la carrera de Phillip Island, probablemente habría ganado el título. Jorge se vio involucrado y todo se volvió muy corrosivo. MotoGP comenzó a ser como el fútbol, con aficionados partidistas insultando a los pilotos. Esto cambió MotoGP para siempre: el deporte que tanto amamos se había envenenado”.

Sigue el Mundial de MotoGP en DAZN

 

Deja un comentario