Las estrategias de Honda y KTM en un mundo sin Márquez
Connect with us
Publicidad

MotoGP

Las estrategias de Honda y KTM en un mundo sin Márquez

Publicado

el

estrategias de Honda y KTM

Quién le iba a decir al Repsol Honda, el equipo más poderoso del Mundial de MotoGP, que sus dos pilotos estarían navegando por la cola de la clasificación, porque esto es lo que se vio el pasado domingo en Brno.

 

En el GP de la República Checa, los dos integrantes del equipo oficial terminaron en la parte baja de la clasificación: el debutante Álex Márquez acabó 15º y Stefan Bradl, el sustituto de Marc, 18º y último. El mejor representante de Honda fue el japonés Nakagami, 8º, mientras que Cal Crutchlow fue 13º.

En el otro extremo de la tabla, el también debutante Brad Binder lograba su primera y temprana victoria con la KTM, que podría haber sido un histórico doblete de no haber caído Pol Espargaró, mientras que Oliveira fue 6º.

Un proyecto a largo plazo

KTM trabaja de manera habitual con pilotos muy jóvenes, a los que forma desde Moto3, o incluso antes, caso de Binder, que ya corría con KTM en la Red Bull Cup. Tres de los cuatro pilotos de las dos estructuras de KTM son muy jóvenes, y el propio Pol ingresó en el equipo austriaco de MotoGP con solo 25 años, pero mucha experiencia.

KTM se ha sabido rodear de un equipo muy entusiasta y preparado, con algunos de sus miembros, como Mike Leitner, llegados directamente de Honda. Todo se diseña y se fabrica en las instalaciones de Mattighofen, incluidas las suspensiones WP, marca que pertenece a KTM. El resto de fabricantes recurre a Öhlins. KTM prefiere las suyas propias.

Con un proyecto iniciado hace cinco años entorno a Pol Espargaró, la moto ha ido evolucionando notablemente temporada tras temporada. De una moto muy brusca, que inicialmente solo era capaz de pilotar el de Granollers, se ha pasado a una eficaz máquina con la que todos sus pilotos parecen sentirse cómodos y con la que un ‘rookie’ ha sido capaz de ganar en el que era su tercer GP en la categoría.

Pol se ha implicado a fondo en el proyecto KTM desde el principio, pilotando la moto muchas veces más allá de su límite, y eso le ha costado más de una caída y lesión, pero gracias a su empeño la pasada temporada lograron su primer podio. Este año, su primera victoria, y además en seco.

Más allá del trabajo inicial de Espargaró y de Kallio, la aportación de otro destacado actor ha sido fundamental: hablamos, cómo no, de Dani Pedrosa.

El catalán ha encontrado en la marca austriaca la alegría perdida en los últimos años y su experiencia y sensibilidad han hecho de la ruda RC16 una moto eficaz.

Como ya hablamos en un artículo anterior, Dani puso firmes a los técnicos austriacos en algo tan básico como es el chasis, un tema que para el CEO de KTM, Stefan Pierer, y para Pit Beirer era innegociable. Pero Pedrosa dejó claro que sin un cambio de chasis no habría una moto ganadora, y los resultados le avalan.

El caso Pedrosa

Curiosamente, Dani Pedrosa es el nexo de unión entre ambas escuderías, KTM y Honda.

Pedrosa merecía, por méritos propios, dos o tres títulos de MotoGP. En 2008 sufrió una fuerte caída en Sachsenring cuando lideraba la carrera y el campeonato, lesionándose. También 2010 y 2011 fueron terribles en cuanto a lesiones y en 2013 volvió a romperse en Alemania cuando de nuevo lideraba la clasificación.

La fragilidad física ha sido el Talón de Aquiles de un excepcional piloto y lo que le ha impedido sumar títulos en la categoría reina. Con una moto hecha cada vez más al estilo agresivo de Márquez y alejada del fino pilotaje de Dani, sus últimas victorias y podios fueron en 2017, decidiendo abandonar las carreras y encontrando de nuevo la alegría precisamente en KTM.

Dejando de lado el caso Pedrosa, Honda ha estado viviendo los últimos años de la Márquez-dependencia, con una moto muy radical y agresiva que tan solo el de Cervera es capaz de controlar.

Ni Lorenzo pudo con la Honda

estrategias de Honda y KTM 3

Ni siquiera la llegada del cinco veces campeón mundial Jorge Lorenzo cambió las cosas. Lorenzo, que logró domar la Ducati, consiguió inicialmente buenos resultados con la RC213V de 2018, pero se estrelló -en todos los sentidos- con la salvaje versión de 2019. Hasta 13 caídas y 3 lesiones tuvo el mallorquín con la Honda.

Tras un inicio del GP de Cataluña en el que parecía que iba a estar en el podio, su posterior ‘strike’ -del que solo se salvó Márquez- inició un desencuentro con la Honda que estuvo unido a una serie de lesiones, algunas graves como la de Assen, que motivaron que Jorge no recuperase nunca la confianza y que optase por colgar el casco a final de temporada.

A diferencia de KTM, Honda se lo ha jugado todo a una sola carta, la mejor, sin duda, pero solo a una, y esa carta al final se ha roto, una posibilidad que siempre existe en las carreras de motos. La suerte se acaba un día u otro…

Sabedora de que sus triunfos y títulos dependen exclusivamente de Márquez, la fábrica japonesa le ofreció el contrato más largo y cuantioso de los que se hayan firmado: cuatro años y muchos millones.

El fichaje de Pol Espargaró para 2021 quiere paliar este hecho: depender de un solo piloto. Pol es, a día de hoy, el único -además de Márquez- capaz de lidiar con la brutal RC213V, algo que ninguno de los otros pilotos de Honda parece capaz de hacer.

De esta manera Alberto Puig (como ya intentase hacer con Jorge Lorenzo) quiere tener a un segundo piloto potente, capaz de lograr buenos resultados con la Honda, de ayudar a obtener los títulos de marca y equipo y de ser la alternativa a Marc Márquez. Quizás ahora lo consiga.

Sería muy interesante poder estar en la cabeza de Pol Espargaró ahora mismo, en el momento en que la moto en la que tanto esfuerzo ha dedicado es ya una moto ganadora, mientras que la que pilotará el próximo año está logrando resultados mediocres.

¿El año de KTM?

Ahora vienen dos carreras consecutivas en casa de KTM y no hay que olvidar que el equipo naranja ha estado rodando mucho en el Red Bull Ring esta pasada pretemporada, gracias a sus concesiones.

Por su parte, nada parece indicar que alguno de los actuales cuatro pilotos de Honda esté en disposición de luchar por la victoria, y esto es una realidad.

Todo hace prever que las motos naranja volverán a estar delante, y que quizás las Ducati oficiales regresen por fin a los puestos de cabeza.

Todo esto en un extraño campeonato sin Marc Márquez porque, vista la exhibición del de Honda en Jerez hasta el momento de su caída, nadie dudará de quién estaría encabezando la actual temporada sin el accidente y grave lesión del actual campeón.

Pero Stefan Pierer, el hombre que ha catapultado a la que era una pequeña fábrica hasta llegar a ser la primera europea, debe de sonreír maliciosamente: su proyecto va viento en popa; sus motos están ganando a las de su poderoso y odiado rival (sí, odiado). Y también, y muy importante: no depende de un solo piloto.

El Nirvana, vamos.

estrategias de Honda y KTM 2

Sigue el Mundial de MotoGP en DAZN

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos