Las 8 hiperdeportivas más potentes
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Las 8 hiperdeportivas más potentes

Publicado

el

Este verano enviamos a nuestros probadores más veloces, Antoni Guinovart y Albert Escoda, a subirse a las 8 hiperdeportivas del momento, junto a nuestros amigos de Moto Revue. El lugar: nada menos que el circuito francés de Paul Ricard. Sus expertas impresiones las podéis leer en el SoloMoto 30 nº 391, que ya está a la venta, pero además de probarlas pudimos someterlas al banco de potencia en condiciones ideales, es decir: el mismo banco y las mismas condiciones ambientales para todas ellas. Evidentemente, en otro banco distinto y en otro momento el resultado de cada una podría variar, por eso tiene más valor esta prueba.

Los resultados… Ahora os los mostramos, en un listado de menor a mayor potencia. ¿Alguna superará la ‘outsider’ Kawasaki Ninja H2? Aunque ésta juega en otra división y no ha sido concebida para ser la base de las motos de SBK (Kawa ya tiene, y con mucho éxito deportivo, a la ZX-10R), la añadiremos al final de la lista para poder comparar.

 

8ª. Suzuki GSX-R 1000: 169,2 CV

La Suzie es la más veterana del grupo (de hecho, sabemos que la marca de Hamamatsu está trabajando en una nueva GSX-R 1000) y cede 33 CV a la más potente. Sin embargo, la Suzuki sigue siendo una moto muy buena para todo tipo de piloto o usuario, tanto en circuito como en carretera, siendo tremendamente fácil e intuitiva de conducir y la más confortable de todas. Con una mínima electrónica (solamente dispone de modos de potencia), es la más económica con diferencia.

 

 

7ª. Honda CBR 1000 RR SP: 177,3 CV

 

Otra veterana que todavía dispone de menos electrónica que la Suzuki, salvo el C-ABS de esta exclusiva versión SP (que además disfruta de suspensiones Öhlins). Como en la GSX-R, la CBR es fácil de llevar y muy indicada para aquellos que quieren una deportiva todo uso. La Honda es perfecta en carretera, fácil de llevar y cómoda, permite marcarse unas tandas en circuito como una campeona y cualquiera se sentirá a gusto con ella, aunque no tenga un elevado nivel de pilotaje.

 

6ª. Yamaha R1/R1M: 186,4 CV

Sin duda ha sido la revolución de este 2015 en lo concerniente a hiperdeportivas. La nueva R1 y su hermana R1M (la que probamos en Paul Ricard) han utilizado la tecnología de las motos de Rossi y Lorenzo para crear estas fantásticas motos, partiendo de cero respecto a las anteriores R1. El resultado es esta moto supereficaz, con un nuevo motor que le saca casi 20 CV al antiguo ‘Crossplane’, una moto que es la base de la futura SBK para el Mundial del próximo año y que sin duda dará mucho que hablar. De hecho, las nuevas R1 ya están ganando carreras en varios campeonatos, como en el MotoAmérica de EE.UU o en el British.

La versión M utiliza suspensiones electrónicas inteligentes, entre otras sutilezas.

 

5ª. MV Agusta F4 RR: 187,2 CV

La bella italiana, que en su día diseñó la experta mano del maestro Tamburini (y cuya línea sigue siendo actual, 15 años después), va siendo regularmente actualizada y potenciada por parte de la factoría de Rímini. Las F4 son motos de carreras sin compromisos, auténticas ‘pura sangre’, creadas para ser tremendamente eficaces en pista (especialmente en pistas rápidas), con un italianísimo y muy rígido chasis multitubular del tipo Trellis.

La principal novedad de esta RR es la nueva centralita ELDOR, que controla todos los parámetros del motor y dispone de encendido con tres mapas distintos, además de un cambio ‘quick shifter’, que permite subir y bajar marchas sin usar el embrague. Suspensiones Öhlins electrónicas, control detracción de 8 niveles… Para viajar no es lo ideal, pero si buscas las máximas sensaciones deportivas, la MV es tu moto.

 

4ª. Kawasaki ZX-10R: 191,0 CV

La Kawasaki ZX-10R ya sabe lo que es ganar un Mundial de SBK y todo indica que este año conseguirá otro, con Jonathan Rea a sus mandos. Potente, estable, intuitiva, es una moto con la que vas rápido sin darte cuenta. Tracciona muy bien y quizás su único punto débil sea que no es muy rápida en la entrada de curvas lentas, pero el resto de sus virtudes lo compensa. Frena bien y transmite siempre confianza.

Dispone de electrónica, aunque no de ultimísima generación (sí tiene DTC y curvas de potencia, pero carece de giroscopios). Kawasaki está ultimando una nueva versión basada en la moto que sin duda ganará el campeonato de 2015. Estamos ansiosos por probarla.

 

3ª. Aprilia RSV4 RF: 192,0 CV

 

Otra superbike que sabe lo que es ganar más de un mundial de SBK. La RF es la última versión de la Aprilia RSV4, que potencia aún más sus conocidas cualidades: increíblemente fácil de llevar, ágil y estable, transmite confianza y dispone de un motor V4 (el único con esta disposición) que además de una excelente entrega de potencia ahora tiene muchos CV. Respecto a la versión anterior ha ganado nada menos que 20 CV, y se notan: tracciona de maravilla y empuja siempre en toda la gama. Con ella los tiempos salen rápido, aunque no seas un piloto profesional. Es una moto pequeña y compacta, que no cansa.

La última ‘virguería’ que incorpora la RF son unas suspensiones electrónicas que puedes programar para cada parte del circuito, utilizando el GPS del teléfono móvil.

 

2ª. Ducati 1299 Panigale: 194,8 CV

Nunca una bicilíndrica de serie ha sido tan potente como esta Panigale, que con sus dos cilindros en V a 90º es capaz de rivalizar con las mejores tetracilíndricas. El carácter de su motor bicilíndrico y su elevada cilindrada permiten, demás, una entrega de potencia siempre llena y con mucho par.

Con su chasis monocasco y su compacto tamaño es muy ágil y manejable, y la versión S, que probamos en el Paul Ricard, dispone de suspensiones inteligentes semiactivas, que hacen un trabajo excelente. Con la Panigale puedes ir muy rápido y además, divertirte de los lindo.

La única pega es su elevado precio y que la puesta a punto es muy delicada, no apta para no iniciados.

 

1ª. BMW S1000RR: 202,6 CV

La primera versión de la BMW ya nos sorprendió (seguramente a todo el mundo) por lo bien que salió (¡al primer intento!) en todos los aspectos, pero entre todos ellos sobresalía su portentoso motor, potentísimo y lleno en toda la gama. La versión actualizada es aún mejor y la S1000RR fue la única que superó la barrera de los 200 CV en el banco.

La RR incorpora electrónica de última generación (DDC, control de tracción de 8 niveles, cambio semiautomático, etc.) y esta última versión se creó partiendo de la moto que compite en SBK. Una moto agresiva de conducir, toda una superbike.

 

¿Y la Kawasaki Ninja H2…? 208,6 CV

La Ninja H2 es una increíble deportiva, aunque su intención no es conseguir el mejor crono por vuelta, por eso no estaba en este comparativo de superbikes. Se trata de una moto exclusiva, pensada para ser una demostración de poderío técnico y un objeto de colección. En nuestro banco Tecner nos entregó casi 209 CV reales. En aceleración pura, con su compresor empujando desde el ralentí, supera a todas las hiperdeportivas probadas, pero con su peso, cercano a los 240 kg, no tiene la agilidad de ellas. Lo dicho: juega en otra división.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2049

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos