PUBLICIDAD Billboard

Lamentable pique de carretera: ¿Me tira una botella? Pues yo una piedra

Hay gente a quien es mejor no buscarle las cosquillas porque puedes no acabar muy bien. Aquí van dos ejemplos de ello, un conductor y un motorista de quienes os aconsejasmos que circuléis bien lejos. Todo empieza con un típico pique de carrertera con peinetas incluidas. Hasta aquí todo más o menos normal, pero la cosa se calienta cuando el motorista se acerca a la ventanilla para pedir explicaciones y el conductor del monovolumen le lanza una botella. ¡Lamentable!

Aunque más lamentable es todavía la reacción del perjudicado, que ni corto ni perezoso recoge una piedra del suelo y… ¿qué hace? Pues lanzarla contra el auto y reventar la ventanilla. A gente así le deberían prohibir pisar una carretera.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario