fbpx
PUBLICIDAD Billboard

La Yamaha XSR 700 se transforma en una Black Frogg

El color negro convierte la XSR 700 en una Black Frogg con aspecto más agresivo dejando al lado el tranquilo aspecto de roadster que luce la Yamaha salida de fábrica.

Y aunque los cambios llevados a cabo por el estudio francés S2 son meramente estéticos, el kit completo permite transformar la moto y darle un aire más retro, aunque no le hace perder su capacidad para el uso diario.

La suma de pequeños detalles que transforman la moto son: el nuevo aspecto del faro original, recubierto de fibra de vidrio; el guardabarros delantero, mucho más corto que el original; el asiento, en la Black Frogg para una sola persona; la luz posterior, integrada en el colín; las tapas laterales de aluminio, ahora en color negro, al igual que el radiador; el escape, un Exan X-Black-Oval hecho en acero inoxidable.

PUBLICIDAD Content_1

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario