Connect with us
Publicidad

Rutas

La vuelta al mundo en una Bonneville

Publicado

el

kane_avellano_9.jpg

Kane Avellano inició, con apenas 23 años, un viaje en una Triumph Bonneville 2008, en solitario, que le llevó a dar la vuelta al mundo en 8 meses. Su hazaña, no solo le llevó a batir un record Guinnes, sino que le aportó una experiencia en la vida que difícilmente podrían aportarle otras vivencias.

Todo el viaje en sí fue un regalo para el joven, que sobrevivió a monzones en la India, a fuertes tormentas en América, a desprendimientos y a accidentes y averías en su moto.

Apenas unos días antes de cumplir 24 Kane volvió a casa tras recorrer más de 50.000 kilómetros a través de 35 países y 6 continentes y se convirtió en la persona más joven que ha completado el viaje al mundo de ida y vuelta, solo y sin apoyo.

Todo comenzó cuando pudo permitirse comprar una Bonneville de segunda mano a para aprender a montar en moto.

Los pasos previos a la vuelta al mundo

“Al principio era un piloto horrible”, reconoce. “El curso de un día de CBT me llevó dos días en lugar de uno”. Pero “milagrosamente” lo consiguió, y pasó los siguientes meses usando la moto a diario. Hasta emprendió un viaje de 11.000 kilómetros atravesando Francia, Portugal, Andorra, Italia, Sicilia, Suiza y Bélgica.

Kane apenas había viajado a lo largo de su vida, de hecho solicitó por primera vez el pasaporte a los 21 años. Pero cuando el aguijón de viajar le picó, lo hizo con fuerza: “antes de emprender mi viaje por Europa el máximo tiempo que había conducido seguido en una moto había sido una hora. Europa fue la prueba de fuego para ver si era capaz de aguantar largas distancias”. Ya se lo tomó como un entreno, porque para entonces ya ardía en su mente la idea de dar la vuelta al mundo.

Inició este primer viaje sin una ruta estipulada, sin plan y sin una fecha marcada para finalizar. “Salí solo con una idea general. Por las mañana miraba a ver qué había en un radio de 3 a 8 horas conduciendo, reservaba un hotel y luego simplemente disfrutaba del paseo diario”. Más o menos utilizó el mismo sistema un año después para dar la vuelta al mundo.

“Comencé a planear dónde quería ir unos dos meses antes de mi salida y obtuve los visados. Descarté Rusia y China por el precio de los visados. Además, había países que me parecían más interesantes hacia el sur como Myanmar, India o Pakistán”.

La moto con la que había hecho el viaje por Europa se la robaron, así que usó el dinero del seguro para comprar la Triumph Bonneville de 2008 con la que dio la vuelta al mundo.

Viajas en solitario, pero nunca estás solo

La aventura arrancó un 31 de mayo, y se dirigió hacia el este atravesando Francia, Alemania, Austria, Italia, Croacia y Eslovenia. Pero ya había viajado por Europa y, pese a que cambia mucho de un país a otro, tenía prisas por descubrir lo que le esperaba más allá.

Su viaje continuó por Serbia, Bulgaria, Turquía, Georgia y Armenia, país desde donde cruzó a Irán, lo que él considera el comienzo propiamente dicho de la aventura.

“Irán me confirmó lo que todo el mundo me había dicho, fueron las personas más amables que me encontré en todo el viaje y es un país realmente hermoso”, dice Kane. Si paras más de 5 minutos en un lugar, enseguida llega alguien ofreciéndote comida y alojamiento”.

Para su travesía por el desierto de Pakistán requirió de escolta policial, que además cambiaba cada 20 o 30 kilómetros lo que provocó que una jornada de 200 kilómetros requiriera cerca de 14 horas. Aún así, Kane reconoce que era gente muy amable. Finalmente pasó 4 días en el país con escolta, y otros 10 en los que pudo viajar tranquilo y a su aire sin protección policial.

La idea de Kane era explorar las montañas de Pakistán, pero finalmente hizo caso a la recomendación de un amigo y se dirigió a Gilgit, para recorrer el paso Khardung, la carretera más alta del mundo que está a 5.639 metros sobre el nivel del mar. Y no fue nada fácil: “llevaba una rueda atada a la parte trasera de la moto que probablemente pesaba unos 350 kg. Además, quemé el embrague, así que tuve que empujar la moto de vuelta hasta el pie de la montaña”.

Pretendía esperar a que pasara un camión que le ayudará a transportar la moto por la montaña, pero no apareció ninguno. Afortunadamente la amabilidad de la gente también era pasmosa y unos mecánicos que pasaban por la zona le ayudaron a hacer un apaño que le permitió volver a afrontar el camino.  Pero decididamente ese no era su día. Lo que parecía un pequeño charco resultó ser un gran socavón, y cuando intentó atravesarlo la moto se le quedó clavada, provocando que todo su equipaje saliera por los aires, que él se cayera y que la llanta delantera quedase deformada.

Lo mejor que podía hacer era volver a bajar y pasar allí la noche. Al día siguiente, un hombre le arregló la llanta a base de martillazos por 1 dólar.

Asume riesgos, vive la aventura

Su siguiente destino tras la India fue Myanmar, donde el gobierno insiste en que todos los turistas deben ir acompañados. Pudo atravesar el país con la compañía de 2 guías turísticos, un conductor y un funcionario del ministerio de turismo. El recuerdo más curioso que guarda de esa travesía es que cada vez que se detenía le ofrecían un paquete hielo y una toalla helada.

Tailandia y Malasia cerraron su periplo por Asia, antes de trasladarse a Australia y América, donde viajaría de Canadá a Chile pasando por Estados Unidos, Méjico, Centro América y Perú. Pero no fue hasta que cruzó a Argentina que vivió los dos mejores días de todo su viaje.

La imagen más bonita fue la aparición de una estrella fugaz inmensa mientras atravesaba el desierto. “Encendió todo el cielo, fue increíble”, recuerda. Al día siguiente debía dirigirse a Rosario, pero tenía una impresionante tormenta ante él. El viento era cada vez más fuerte, hasta los troncos de los árboles salían volando, y perdió sus guantes: “sentí que iba a morir si seguía conduciendo bajo esa tormenta”, cuenta Kane. Decidió aparcar su moto, resguardarse bajo una marquesina e intentar dormir. “Sobre las 2 de la mañana desperté y me encontraba en el centro de la tormenta. Los rayos caían a decenas alrededor y los árboles eran derribados con facilidad. Yo estaba durmiendo sobre mi moto, empapado. La fuerza de lo que estaba viendo era increíble”.

Al día siguiente, sintiéndose invencible tras haber sobrevivido a la tormenta, dos perros se cruzaron en su camino y no pudo esquivarlos. Golpeó a uno y en el accidente se le rompió la palanca de cambios. También sufrió una lesión muscular en Ecuador que apenas le dejaba ni respirar. Pero ningún imprevisto acabó con su fuerza ni con sus ganas de continuar con la aventura. Ni una sola vez se planteó abandonar.

Los riesgos forman parte del viaje, y he visto cosas increíblemente maravillosas, por lo que estoy muy agradecido. Al fin y al cabo, tal y como dice el propio Kane: “Las cosas solo dan tanto miedo como tú quieras darle”.

 

 

Seguir leyendo
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rutas

Mesa redonda de la Comisión Femenina en Vive la Moto

Publicado

el

Comisión Femenina en Vive la Moto

El pasado domingo por la mañana tuvo lugar una mesa redonda organizada por la Comisión Femenina de Motociclismo en el contexto del salón Vive la Moto, en Madrid. Se trató el tema de la mujer y la moto, sobre todo los obstáculos que se encuentran en todas las modalidades relacionadas con las dos ruedas, ya sea en competición, a la hora de comprar una moto o como motoviajeras, entre otros. Este último caso se trató en profundidad con la presencia de Elsi Rider, una de las ponentes, reportera y motoviajera procedente de Asturias y especializada en largas travesías, además de Gabi Rodríguez, también motoviajera más centrada en la organización de eventos de mototurismo.

Paula Arévalo, representante de la Comisión Femenina, se encargó de la moderación de las ponencias, en las que se habló, entre otras cuestiones, de los comienzos en moto de cada una, algunas a más temprana edad y otras de más mayores. La charla siguió con las principales anécdotas y experiencias con las que han tenido que luchar, como la falta de credibilidad, la falta de confianza hacia ellas por llevar una moto grande, reproches varios, o un caso que llamó la atención. Elsi Rider describió cómo todavía son mal vistas a la hora de comprar una moto y los impedimentos que ponen los concesionarios para dejar probar algunos modelos.

Más tarde dio comienzo otro bloque en el que se abordó la cuestión de los medios y recursos necesarios para seguir adelante y se animó a todas las chicas a tener moto, intentando empezar de menor a mayor tamaño y cilindrada. Y, cómo no, para el mundo de la competición, para lo que pueden contar con el apoyo de la Comisión Femenina. Se abordó, además, el asunto del patrocinio, que es otra de las grandes barreras para las mujeres, aunque tengan las mismas cualidades que un hombre. Y, para terminar, el equipamiento, materia en la que todavía queda mucho por mejorar por las dificultades que encuentran las féminas a la hora de encontrar equipamiento a medida en las tiendas. En definitiva, una interesante charla para intentar concienciar a la sociedad para que tanto hombres como mujeres dispongan de las mismas condiciones en el mundo de la moto.

 

Seguir leyendo

Rutas

Brutal exhibición de Emilio Zamora en Vive La Moto

Publicado

el

Exhibició stunt Emilio Zamora

Dentro del amplio programa de actividades del gran evento del motor Vive La Moto, en Madrid, no faltó una buena exhibición de stunt del gran maestro de la modalidad en España, Emilio Zamora. El conquense instaló su carpa en el exterior del recinto ferial de Ifema, donde expuso las máquinas con las que protagonizó el espectáculo: una minimoto, un quad, una Ducati Monster y la nueva y majestuosa Ducati V4 Panigale.

La demostración estuvo conducida por un speaker que se encargó de animar al público. Como de costumbre, Zamora salió a darlo todo y nos deleitó a base de caballitos e invertidos, incluido el ‘del amor’. Para este en concreto, dos chicas del público se ofrecieron voluntarias para que Emilio se acercara a ellas haciendo un invertido acabado en beso. Tampoco faltó el famoso salto desde la rampa con público debajo, sobre el que voló mientras permanecían en el suelo tumbados.

A continuación, llegó el momento de coger el quad, al que terminó sacando las ruedas delanteras para dar más emoción a los caballitos. Siguió con una serie de acrobacias a mandos de la minimoto y, de postre, llegó el plato fuerte. Nos asombró a todos con la nueva y esplendorosa Ducati V4 Panigale, que nos dejó boquiabiertos con el sonido del motor y con la acción que vino justo después. Dio vueltas con ella alrededor de un círculo de fuego, quemó rueda provocando una humareda espectacular y terminó con una traca pirotécnica final en la que las llantas quedaron iluminadas con fuego.

Se apagaron los motores y llegó el turno de los autógrafos y de las fotos con el numeroso público asistente. Emilio se supo meter al público en el bolsillo con su sencillez, su amabilidad y, por supuesto, con los grandes dotes en moto. No dejéis de visitar su web y redes sociales, y no os perdáis los diferentes eventos moteros en los que participará.

 

Seguir leyendo

Noticias

Elsi Rider viaja en solitario al mar de Aral

Publicado

el

ELSI RIDER VIAJA AL MAR DE ARAL

Nuestra amiga rutera asturiana Elsi Rider viaja al mar de Aral, una ruta que comenzará el próximo 12 de abril.

Su objetivo será el mar de Aral, una extensión acuosa que está desapareciendo, un desastre ecológico.

Tal es así que al mar de Aral ya se le denomina el Mar Perdido…

Ubicado en Asia Central, la tenaz aventurera deberá recorrer Europa y atravesar unos cuantos países de la franja asiática.

Elsi Rider viaja al mar de Aral en solitario

A bordo de una BMW F700GS convenientemente acondicionada atravesará Turquía, Georgia y Azerbaiyán.

Allí tomará un barco en Alat en dirección a Kazajistán, y una vez allí llegará a Uzbekistán -al sur del mar de Aral.

El objetivo es llegar a Moynaq, ciudad pesquera convertida hoy en cementerio de barcos, situada en la antigua orilla sur del mar de Aral.

El regreso será por Rusia, Ucrania, Moldavia, Rumania, Bulgaria, Grecia e Italia.

Serán más de 15.000 km en solitario para la aventurera.

¡Buena suerte Elsi!

 

Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.025

Suscripción en papel: https://www.quierounarevista.com/solomoto Descargar la revista o suscripción digital en: zinio · kioscoymas

Los + leídos

Copyright © 2018 Solomoto.es. · Aviso legal · Grupo Alesport