PUBLICIDAD Billboard

La solidaridad entre motoristas no tiene fronteras

Juan Solaris es un apasionado del mundo de las dos ruedas y colaborador del grupo R.A.G.M.I., una agrupación motociclista internacional hecha por y para la ayuda de motoristas. Pues bien, Juan se encuentra actualmente en Uruguay afectado de una extraña enfermedad en uno de sus ojos, lo que activó una alerta inmediata para conseguir un medicamento que en su país su fabricación está descontinuada. De hecho, después de varios días ingresado en Montevideo, Juan consiguió un frasquito de Brolene a través del Banco Solidario que existe en la ciudad, pero su mayor preocupación era como podría continuarlo una vez que se le terminara su primer frasco.

Juan tiene una ameba en su ojo, una especie de gusano que se come la cornea y que no es operable, de allí la urgencia por conseguir un tratamiento adecuado cuanto antes. 

Gracias a las redes sociales y a la difusión de la noticia entre el sector motero, el administrador de Ragmi España, Juan Carlos Toribio, quien también preside la Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas, se iniciaron las gestiones adecuadas para conseguir el medicamento que necesitaba Juan. Con el visto bueno de los médicos implicados, se compró el remedio alternativo, en este caso dos Colirio 10 ml  Povidona Yodada.

PUBLICIDAD Content_1

Desde la Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas han querido mostrar su agradecimiento a todos aquellos que de una u otra forma han logrado dar una solución a este problema que aquejaba a Juan, dando a entender que la solidaridad entre motoristas no tiene fronteras.

Al respecto, Daniel Sax, fundador del grupo internacional Ragmi, ha comentado que «esto no sirve para alabar a nadie. Hemos logrado unir dos fuerzas, Ragmi y Bravu en un solo interés y eso nos tiene muy contentos. Unidos siempre seremos más».

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario