La retirada de Honda del Mundial: ¿farol o una historia que se repite?
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

La retirada de Honda del Mundial: ¿farol o una historia que se repite?

Publicado

el

La partida que Honda y DORNA están jugando sobre el tablero del Mundial de MotoGP, tiene cierto paralelismo con lo sucedido en febrero de 1968 cuando Honda anunció, para sorpresa de todos, que abandonaba el Mundial de Velocidad, permaneciendo retirada de los GGPP por espacio de quince años. Hay dos elementos comunes en ambas situaciones: una crisis económica y una nueva reglamentación técnica.

Se puede decir que los ajustes en el reglamento técnico, el de 1970 y el que Dorna pretende introducir en 2014, son los más importantes y significativos en la historia del campeonato. En el Congreso de la FIM de Viena de 1967 se aprobó una nueva reglamentación técnica que suponía la limitación en el número de cilindros y velocidades en todas las categorías, que entró en vigor en 1970 y puso coto a la escalada tecnológica que, encabezada por Honda, había llevado a cabo la industria japonesa, dejando en inferioridad a las marcas europeas, salvo MV Agusta, que resistía a duras penas en 500. El Mundial estuvo regido por esas mismas reglas durante 32 largos años. Ahora Dorna pretende que a partir de 2014 una parte esencial de las motos, la ECU, quede fuera del control de las fábricas. Y Honda no está de acuerdo.

Tradicionalmente se ha dicho que la marcha de Honda en 1968 Honda –como ahora su amenaza de retirarse- fue consecuencia de su negativa a aceptar la nueva reglamentación de 1970. También es cierto que la entrada de Honda en la F1 en 1964 provocó una reducción en la inversión en el departamento de carreras de motos. La clave en aquella ocasión no la tuvo ni lo uno ni lo otro, sino la economía, porque Honda sufrió importantes pérdidas en las ventas en Estados Unidos en 1966. Además, entre 1965 y 1970 Japón estuvo al borde de una crisis por exceso de producción, de la que se salvó gracias al aumento del consumo privado. Los japoneses empezaron a disfrutar del ocio a través de los bienes de consumo, a comprar coches… Y los automóviles comenzaron a tener más peso en la compañía, así que las carreras de motos quedaron en segundo plano.

La introducción de la categoría de MotoGP en 2002 marcó, de forma pautada y por iniciativa de los fabricantes el inicio de un nuevo tiempo. Pero en este último decenio han pasado muchas cosas, entre ellas, una escalada tecnológica proporcional a la que se produjo entre 1960 y 1967. En estos momentos, las dificultades económicas globales hacen que este altísimo desarrollo tecnológico sea un sinsentido, y es DORNA quien quiere poner freno a esa escalada que no ha conseguido más que reducir a la mitad el número de fábricas presentes en el campeonato.

Habrá quien considere que la postura de Honda, amenazando con su retirada de MotoGP, no deja de ser un órdago del que se puede achicar posteriormente. Pero estas bravuconadas no son propias del carácter de la marca: si se dice es porque hay serias intenciones de hacerlo. Ya sucedió en 1967, y ya pasó también hace cuatro años, cuando dejaron la F1 sin pestañear. Precisamente de allí procede Shuhei Nakamoto, así que ya está familiarizado con esta situación.

Por: Juan Pedro de la Torre

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2058

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos