PUBLICIDAD Billboard

“¿La nueva electrónica?…¡Me quedé acojonado!”

Bien, 2015 ha sido al final un buen año para Jorge Lorenzo, pero ya ha quedado atrás. 2016 se presenta como una temporada complicada, llena de incógnitas fruto del nuevo reglamento y de la llegada de Michelin como suministrador único. Al menos eso ha quedado patente en la primera parte de la pretemporada, en la que Honda ha sufrido mucho. Yamaha en cambio sólo entrenó después del GP, renunciando a hacerlo semanas después en Jerez como el resto de las marcas. ¿Una licencia por haber ganado el campeonato? No, parece que no, porque al parecer fue una decisión de Yamaha buscando reservar una fecha de entrenamiento más para 2016.

Marc Márquez nos ha explicado –Ndr: en una entrevista que podréis leer aquí en Solo Moto en nuestro próximo número- cómo entre los neumáticos y la electrónica, es esta segunda la que exige máxima prioridad en un primer momento de cara a la puesta a punto de la moto de 2016. Jorge está bastante de acuerdo con Marc.

-“Sinceramente, cuando probé en Valencia la electrónica nueva me quedé asustado y acojonado, hablando mal. No iba bien en ningún sector del circuito. El  antiwheelie era súper brusco, funcionaba a golpes, entraba en la segunda curva, y la rueda trasera se me bloqueaba de atrás como si hubiese pasado algo en el motor; prácticamente no notabas el control de tracción, estaba libre. Mi telemétrico me tranquilizó diciendo que sólo era una toma de contacto, que aún no habían ajustado la electrónica y que al día siguiente funcionaría al 70% de la que habíamos estado utilizando…Al principio del segundo día no fue al 70%, sino al 50%, la fuimos ajustando y se quedo en ese 70%. Está claro que al final será una electrónica menos sofisticada, sobre todo en cuestión de “antiwheelie”. Calculo que al principio se rodará entre cuatro décimas y medio segundo más lento”.

PUBLICIDAD Content_1

 

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario