PUBLICIDAD

La Megola, con un motor de cinco cilindros, cumple 100 años

En el mundo de la moto existen motos realmente curiosas, como esta Megola que, además, este año cumple diez décadas de existencia…

Esta curiosa moto fabricada en Alemania ya tiene un siglo a sus espaldas, ya que fue comercializada en 1921. En un momento en el que la moto era una curiosidad y estaba en pleno crecimiento, era normal ver inventos de cualquier tipo. Una moto que de por sí ya debe ser matriculada como histórica y conservarse como una obra de arte de la mecánica.

La Megola es realmente algo muy extraño, con una posición de conducción con los pies por delante, pero su concepto no es único ya que en esta era hubo otros modelos con una estructura semejante, como la también extraña Ner-A-Car.

Esta curiosa “moto” era una mezcla entre una moto custom y un scooter, grosso modo, ya que estaba dotada de un chasis monocasco de acero con plataforma casi plana -como si fuera una Vespa, salvando las distancias-, y posición de custom, con un asiento casi de sofá y un manillar muy ancho y con aspecto de ape hanger.

Con un motor de cinco cilindros en estrella, la Megola es un aparato muy curioso

Pero si esto os parece curioso es simplemente una de sus características, porque lo mejor tiene que ver con su planta motriz y su ubicación.

En una moto hemos visto muchas y diferentes configuraciones de motor. Hemos visto motores de uno, dos, tres, cuatro, cinco y hasta seis cilindros en línea, en configuración bóxer, en V longitudinal y transversal, en tándem, recostados…

Motor de la Megola

Pues la Megola tiene un motor que seguramente nunca hayas visto: un propulsor con cinco cilindros en estrella de 640 c.c. y 14 CV, de ciclo cuatro tiempos, más propio de un avión de la época que de una moto.

El motor se alimentaba con un carburador a través del eje de la rueda hueco, otra curiosidad más.

Pero aún hay más… Y es que este motor, ya de por sí único, también tenía una ubicación única. Estaba instalado ¡dentro de la rueda delantera! Ello implica que también tenía un pequeño depósito de combustible y uno de aceite colgados de la horquilla.

De la Megola solo se conservan 15 ejemplares

Evidentemente ello añade un enorme peso extra al manillar y al eje delantero, complicando la conducción, ya que la rueda delantera no pesa menos de 40 kilos…

Y como no tenía ni embrague ni caja de cambios el piloto debía arrancarla al empujón, y cada vez que se paraba debía detener el motor también.

Vista lateral de la Megola

Es realmente inusual, pero curiosamente no es una configuración única; existe otra moto que también tenía el motor en la rueda delantera, aunque en este caso era de 3 cilindros: la Killinger und Freund, una marca alemana totalmente desconocida, de 1935, aunque nunca llegó a fabricarse en serie interrumpida por la Segunda Guerra Mundial.

De la Megola, increíblemente, se fabricaron 2.000 unidades hasta 1925, momento en el que la crisis económica la relegó al olvido. Actualmente sobreviven 15 unidades, una de las cuales está en el Museo de la técnica de Munich, el Deutsches Museum.

3 comentarios en «La Megola, con un motor de cinco cilindros, cumple 100 años»

Deja un comentario