PUBLICIDAD Billboard

La Honda FTR233 inspirada en el distrito de Ueda

La Honda FTR233 no fue una moto que tuviera una gran aceptación en el mercado europeo de los primeros años del siglo. De hecho, al tratarse de una flattracker, de ahí las siglas FTR, la marca japonesa consideró que no iba a tener mucho éxito, por lo que se limitó principalmente al mercado local, aunque allí sólo acabó de conectar con el público tras salir en una película.

PUBLICIDAD Content_1

Por eso, el preparador Tim Cumper obtuvo la inspiración para hacer esta transformación en las tiendas de motos del distrito de Ueno, en Tokio. Y por eso es una moto única y exclusiva.

Ligeros retoques en el chasis, desaparición del subchasis, ocultación los cables, cambios en el asiento y en los escapes, nueva instrumentación, nuevas luces tanto delante como detrás, todas de tipo LED… La moto se ha aligerado mucho de peso y ahora apenas llega a los 100 kilos.

La habilidad artesana de Cumper ha sido de especial ayuda a la hora de fabricar prácticamente todos los objetos que han sustituido a los originales. Por eso, esta FTR233 tiene un carácter exclusivo que la convierte en una pieza única.

Deja un comentario