PUBLICIDAD Billboard

La Honda CRF450 se transforma en la fría Suecia

Y es que a Marcus Carlsson no le van las personalizaciones ‘demasiado iguales’. Siempre quiso hacer algo diferente a los demás. Ya logró sorprender hace unos años transformado una Ducati 996 Superbike, y ahora vuelve a hacerlo con esta Honda CRF450 de 2006 que le compró a un vecino. Ha dejado de ser una moto off road para convertirse en una Tracker en la fría Suecia.

PUBLICIDAD Content_1

Basicamente, el proyecto ha consistido en dejar una carrocería mínima, lograr una distribución de peso más centralizada, aligerar el peso a base de fibra de carbono. Todo ello sujetado por un chasis de aluminio similar al que usan las motos actuales de MX y movido por un potente motor de 4T. El depósito bajo el asiento queda a la vista, mientras que la quilla parece más un protector del tubo de escape, que se esconde dentro de ella y acaba prácticamente donde acaba esta.

Destaca que el asiento forma una única unidad con el guardabarros, por lo que parece que ni existe. De hecho, si el piloto se quiere sentar lo hará encima del tape del depósito de combustible.

Las horquillas se han adaptado a un uso en asfalto, la iluminación delantera es un simple anillo con bombillas led, la matrícula está situada en un protector posterior de la cadena y está en posición vertical.

El radiador está formado por dos piezas de las que salen gomas de color rojo chillón, el mismo color que las mangueras que protegen los cables que salen del manillar (acelerador, frenos). Es imposible perderlos de vista.

Deja un comentario