PUBLICIDAD Billboard

La Honda CB500 vista por Kikishop

Esta customización ha salido de la colaboración entre The Royal Racer y Kikishop. Son dos compañías francesaas, una dedicada a la venta de accesorios para motos y la otra a la transformación de las motos a gusto del cliente. Y es que The Royal Racer tenía muy claro lo que quería. Por eso acudió a Kikishop, uno de los customizadores galos de mayor prestigio.

PUBLICIDAD Content_1

La intención era crear, a partir de una CB500 Four de 1973, una moto de aspecto vintage, sobrio y elegante, pero al mismo tiempo potente y atractiva.

Acudieron para ellos a Beringer, para rehacer el sistema de frenos, a Seurat3, para las llantas y a DD Moto Equipo para las piezas de Honda.

Se han quitado algunos elementos del carenado, se ha modificado el asiento y el faro delantero, ahora con bombillas LED; se ha bajado el manillar y se ha colocado una cúpula para darle aspecto más deportivo; el escape es ahora de acero inoxidable y se han reducido las salidas de dos a una. Y prácticamente todo ello hecho a mano; se han retocado las suspensiones traseras y la luz, que ahora se ha situado al lado del amortiguador izquierdo, justo encima de la minúscula placa de matrícula.

Deja un comentario