PUBLICIDAD Billboard

La FIM alerta que no respetar las normas y las decisiones de los oficiales contribuye a la anarquía

«Los recientes acontecimientos surgidos de la competición por el título mundial de MotoGP 2015 han tenido un efecto perjudicial sobre nuestras competiciones y han enveneado la atmosfera que rodea el deporte. Nos estamos alejando de la orgullosa tradición de deportividad que siempre ha sido la herencia del motociclismo.

Todo el mundo puede expresar sus propias ideas, pero las palabras y las acciones tienen consecuencias, y cada individuo debe asumir la responsabilidad de estas consecuencias.

Los pilotos, en primer lugar, deben ser conscientes de ello. Cada uno de ellos tiene miles de fans, que siguen sus hazañas en la pista y escuchan lo que dicen fuera de la misma. Es por eso que miramos hacia ellos, no sólo en este campeonato sino en todas las disciplinas del motociclismo, para fijar lo que este deporte debe y aspira a ser.

PUBLICIDAD Content_1

Esta responsabilidad está también compartida por su entorno, empezando por sus equipos y sponsors. Sean cuales sean sus aciertos o errores, si algunas de estas personas incencidan inecesarias polémicas sobre acciones o sobre decisiones de forma erronea, están haciendo un flaco favor al deporte, a toda nuestra comunidad y a las valores que ofrece al mundo.

Pilotos, equipos, fabricantes y sponsors deben, no sólo respetar las normas, sino también aceptar las decisiones de los oficiales, sean las que sean. De otra forma, están contribuyendo a la anarquía y derrocando el desarrollo futuro de nuestro deporte.

En nombre de la FIM y de todos los que están dando lo mejor de si mismos para que podamos vivir un digno y feliz final de campeonato, expreso mi esperanza de que en el próximo GP de Valencia que cierra el campeonato los pilotos disputen sus batallas en la pista de una manera absolutamente respetuosa con el fair play».

PUBLICIDAD Content_2

Vito Ippolito

Presidente de la FIM

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario