KTM se hace mayor
Connect with us
Publicidad

MotoGP

KTM se hace mayor

Publicado

el

KTM Marc Márquez

Era el verano de 2016 cuando Stefan Pierer, CEO de KTM, anunció los planes de la marca de Mattighofen de competir en MotoGP en la siguiente temporada.

KTM ya había obtenido éxitos en 125 y Moto3, pero MotoGP eran palabras mayores… Alguien recordó a Pierer aquella famosa frase de un concesionario de Ford, Bob Tasca: “Gana el domingo, vende el lunes”, que significa que para vender motos o automóviles no hay nada como ganar en los circuitos.

En aquellos años KTM ya vendía un 60% de motos de carretera, por un 40% de motos de off-road, las que le habían dado éxitos y fama hasta el momento, pero Stefan Pierer quería algo más que ser la primera fábrica europea.

El CEO de KTM tiene entre ceja y ceja colarse entre los fabricantes japoneses, y especialmente, atizarle a Honda, marca a la que tiene especial tírria. ¿Qué mejor sitio que los circuitos para lograrlo?

“Las carreras son nuestra filosofía, nuestra motivación, y si entramos en la categoría reina seguro que nos costará, pero llegaremos al podio, y el sueño de mi vida es ser campeón del mundo de MotoGP”, dijo el mandamás de la fábrica austriaca.

Kaiser Pedrosa

Para ello han tenido que echar mano de un experto, fino, y muchas veces poco valorado Dani Pedrosa, que a pesar de su introversión y timidez puso firmes a los técnicos de KTM: “Dani a veces nos riñe”, reconocía Pit Beirer.

Aunque el peso del desarrollo inicial de la moto recayó en Pol Espargaró y Mika Kallio, la llegada del de Castellar del Vallés ha sido decisiva.

Pedrosa tuvo claro que el chasis multitubular de acero, genial para las motos de calle, no era el idóneo para la MotoGP. A pesar de lo que dijo varias veces Stefan Pierer (“nunca renunciaremos al chasis multitubular”) y a pesar también de que Pit Beirer había manifestado en muchas ocasiones que el multitubular de acero “tiene muchas posibilidades de configuración”, kaiser Pedrosa dijo que si la RC16 debía ser una moto ganadora la solución pasaba por un nuevo chasis, como piedra angular de todo.

En los entrenamientos de pretemporada que se celebraron el pasado noviembre en Cheste KTM presentó un nuevo chasis… mixto: adopta la forma de un doble viga, pero en su parte trasera hay sendas pletinas de aluminio a cada lado, que conectan con el basculante, mientras que la parte delantera la forma un triángulo de dos tubos de acero a cada costado.

Los pilotos quedaron entusiasmados con él, y junto con las mejoras en motor y electrónica la moto se mostró muy competitiva.

En 2017 la KTM RC16 era del orden de los 2-3 segundos más lenta que las otras motos, en la mayoría de circuitos. Cuatro años más tarde, Brad Binder, un novato en la categoría reina, conseguía la primera victoria que habría sido aún más apoteósica de no haber caído Pol Espargaró.

Y el siguiente paso ¿Marc Márquez?

Tanto el propio Binder como Pol demostraron el pasado domingo que la moto naranja ya es ganadora. El piloto número uno de KTM se irá a Honda la próxima temporada, y el grueso de los pilotos de KTM lo formarán jóvenes llegados de Moto2, además de Danilo Petrucci.

Brad Binder dejó claro que puede ganar carreras con la KTM, y Oliveira llegó en un buen 6º puesto en el pasado GP, pero ganar un título… eso ya es otra cosa. Para eso se necesita no un piloto bueno, sino un piloto extraordinario, porque muy buenos lo son todos.

Stefan Pierer nunca ha ocultado su admiración por Marc Márquez, ni cuánto desearía que formase parte de su escuadra:

“Con Márquez, estamos delante de un piloto extraordinario. Es un dios, eso es evidente. Le puedes dar una carretilla y sería capaz de ganar”, confesó Pierer hace justo dos años.

Aunque fichar entonces a Márquez podría ser un arma de doble filo:

“Los pilotos punteros cuestan mucho dinero, y en el caso de Marc, si ganase, ganaría él, pero si perdiese, sería por la moto. Por eso construimos un proyecto desde abajo, conjuntamente con Red Bull, aunque eso requiere tiempo”, explicó el CEO de KTM.

En aquella época y sabiendo que su moto no era aún competitiva, Pierer tiró balones fuera:

“Márquez comenzó con nosotros, nos conocemos bien. Tiene un talento extraordinario y, evidentemente, si en algún momento se aburre de ganar siempre y quiere un nuevo reto, aquí estaremos. Pero en principio, nosotros seguimos nuestra propia senda con nuestros pilotos”.

A pesar de contar con el poderoso patrocinio de Red Bull, antes de pensar en Márquez había que mejorar la moto:

“El mejor piloto tiene el mejor salario. Él lo puede justificar porque es el mejor. Además, tenemos que mejorar nuestro producto. Si lo mejoramos… todo es posible. Hasta que lo consigamos, tenemos que ir reduciendo la diferencia”.

Bueno, pues la diferencia ya se ha reducido del todo. Y ahora, ¿a por Marc Márquez?

Sigue todo el Mundial de MotoGP con DAZN

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos