KTM Duke 125 ABS ¿Quién dijo que el ABS era de motos para ‘viejos’?
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

KTM Duke 125 ABS ¿Quién dijo que el ABS era de motos para ‘viejos’?

Publicado

el

La seguridad en las motos es un aspecto que mejora asombrosamente cada año que pasa, cada vez se toman mejores medidas y en motos de cada vez menor cilíndrada. Ya no hace falta pagar grandes sumas de dinero para disfrutar de los sistemas de seguridad activa más actuales y eficaces. Además, tras la normativa europea que obliga a incorporar el sistema ABS en todas las motocicletas a partir de 125 cc, resulta lógico que muchos fabricantes ya comiencen a trabajar seriamente en el tema.

KTM, una de las marcas que se vanagloria de estar siempre a la última, no podía ser una excepción. La firma austríaca es una de las que mejor imagen tienen y de las que más al día están tecnológicamente hablando. Esto se deja notar en todos y cada uno de sus productos, que, casi siempre, se encuentran entre los mejores de sus respectivas categorías. La nueva KTM 125 Duke no es una excepción. Tras su aparición, la cilindrada de 125 cc no ha vuelto a ser la misma, pues sus creadores nos demostraron que, al contrario que la mayoría, una motocicleta de su clase puede ser exclusiva, muy divertida y original.

 

KTM ha sabido comprimir toda su sabiduría, imagen de marca y particular forma de entender el mundo de la moto en la compacta Duke 125, que, a pesar de ser la hermana pequeña de su enorme familia, tiene el reconocido carácter KTM, con su inconfundible diseño y espíritu 100 % deportivo. A todo ello, además, a partir de ahora hay que sumarle el extraordinario aumento en la seguridad que supone la incorporación del sistema antibloqueo de frenada ABS. Este compacto y supermoderno dispositivo está fabricado por la alemana Bosch, y gracias a su afinado funcionamiento, mejora notablemente la frenada de la pequeña de las Duke. Lo mejor de todo es que no era precisamente una mala frenadora, sino todo lo contrario, en lo concerniente a potencia y tacto, gracias a sus dos discos de 300 y 270 mm. El primero, con pinza de cuatro pistones de anclaje radial, nos proporciona un poder de frenada, simplemente, espectacular. El ABS no interfiere lo más mínimo en nuestra conducción en circunstancias normales, no altera ni la potencia ni su preciso tacto de frenada, es muy poco intrusivo. Pero cuando lo necesitamos (pavimento deslizante), cuando entra en acción, la sincronicidad entre pulsaciones es muy rápida y nos permite mantener el control total sobre ella.

A su ya innata agresividad y endiablada agilidad, ahora se le añade un extra de seguridad, como el ABS de Bosch, que debería venir de serie

Dinámicamente siempre ha sido una gran moto, muy manejable y equilibrada, situación que no ha perturbado el casi imperceptible aumento de peso debido al montar el nuevo ABS. El chasis es una joya, su compleja estructura multitubular, combinada con unas suspensiones WP de 150 mm de recorrido tanto para la horquilla invertida anterior como para el amortiguador posterior, nos ofrece unos resultados muy buenos. Puede que los más radicales echen en falta un comportamiento un poco más firme en carretera, especialmente en el amortiguador posterior, pero de cualquier modo este hecho es poco criticable, ya que en nuestros trayectos urbanos, sobre asfalto muy bacheado, acabaremos agradeciendo que las suspensiones no sean todo lo duras que se espera de una moto deportiva.

 

La guinda de tan apetecible pastel ha sido siempre su pequeño pero divertido monocilíndrico 4T LC DOHC 4V alimentado por inyección, que, como manda la ley (para poder beneficiarse de la convalidación), desarrolla los 15 CV. Obviamente, ésta es una cifra a la que lo han limitado, pues estamos completamente seguros de que su diseño y la tecnología que integra podrían ofrecer mucho más. Su funcionamiento es finísimo, además, no es para nada ruidoso, sobre todo en conducción tranquila. Acelera desahogadamente, su cambio de seis velocidades engrana marchas a la perfección y nos permite exprimir al máximo su potencia y, gracias a la última relación, mantener unas velocidades medias considerables, para que podamos recorrer grandes distancias gastando lo mínimo.

El ABS es un componente esencial y que pasa casi desapercibido; de hecho, si no te lo dicen, ni lo notas

Como era de esperar, la nueva KTM 125 Duke, con la llegada del ABS, no ha bajado precisamente su precio, sino que ha ascendido hasta los 3.999 euros, pero hemos de comprender que no estamos ante una moto convencional, se la puede tachar de muchas cosas, pero no precisamente de eso.

 

Solo +

  • Su comportamiento en carretera es espectacular; su sobredimensionada parte ciclo nos permite aprovechar hasta el último caballo de potencia
  • Si la potencia de frenada de la 125 Duke ya era increíble, imaginaos todo lo que nos puede aportar la incorporación del sistema ABS
  • El chasis multitubular de acero es pura artesanía. Su robustez está muy por encima de las prestaciones de un motor de 125 cc
  • El monocilíndrico 4T LC DOHC 4V inyectado de 15 CV y carrera corta tiene un funcionamiento y una respuesta espectaculares
  • Además de mucha información, el tablier, completamente digital, ofrece una excelente facilidad de comprobación

Solo –

  • La pequeña de las Duke es tan compacta y ligera, que los usuarios de gran estatura no siempre se encontrarán a gusto
Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos