Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Keeway TX 125, la primera trail de Keeway se renueva

Publicado

el

La Keeway TX 125 S es una moto básica. Básica en el más amplio sentido de la palabra. Y sí, estaremos de acuerdo en que no puede hacer alarde de florituras, ya que carece de ellas; pero tampoco está de más decir que por menos de 2.000 euros podemos tener una trail convalidada que, sinceramente, funciona, por lo menos, como es debido.

Como buena trail de corte campero que es, y como no podía ser de otra forma, la llanta delantera de este modelo es de 19 pulgadas, con una trasera de 17. Ambas, eso sí, de radios cruzados, que es lo que toca en toda trail que se precie y que manifieste el carácter y la estampa de la TX 125 S.

Junto a estas características, unos neumáticos mixtos para circular sobre asfalto y tierra con toda normalidad. Los tacos de los neumáticos de esta Keeway, por otro lado, son más pronunciados que los de otras trail algo más asfálticas.

Detalles que abundan en su condición off-road son el generoso guardabarros delantero y diferentes tipos de protecciones, como las que encontramos cubriendo las barras de la horquilla invertida o la que cubre los bajos del motor monocilíndrico de esta 125.

Esta TX 125 S es la sustituta de la anterior TX de hace ya unos cuantos años, y la mejora en muchos aspectos, sobre todo estéticos y de componentes, pero el concepto básico, básico, sigue incólume.

Detalles
Decimos que la TX 125 S escatima en florituras, y estamos en lo cierto. Para empezar, el cuadro de instrumentos nos parece un poco justo si lo comparamos con sus contemporáneos. Chivatos hay, sí, y una pequeña pantalla LCD a la izquierda del velocímetro analógico. Sin embargo, esta pantalla sólo nos informa de los kilómetros totales que llevamos recorridos. Ni cuentakilómetros parcial ni reloj horario ni nivel de combustible ni nada más. Traté de dar con un pulsador para navegar por el tablier, aunque no tuve mucho éxito. La Keeway TX 125 S viene así, un poco justa de información.

La Keeway TX 125 S es una moto cómoda. El asiento es muy acogedor y la ergonomía está a la altura de cualquier otra trail

Por otra parte, en cambio, cuenta con una serie de detalles estéticos que la hacen muy atractiva. A las diferentes protecciones antes citadas sumemos las distintas decoraciones en rojo (pinzas de freno delantera y trasera) y dorado (barras de la horquilla invertida).

Correctamente básica
Más detalles, aunque ya en el plano del confort y de lo práctica que puede llegar a ser, son el asiento (de un tamaño y un mullido mayor del que acostumbran a ofrecer este tipo de motos, y muy cómodo y fácil para los conductores no tan altos) y la parrilla portabultos trasera (también de generosas dimensiones, e integra a la vez las asas para el pasajero).

La Keeway TX 125 S es, por delante de todo, una moto muy manejable. En ella encontramos las cosas muy a mano, y lo único que no baila al son de la ergonomía es el pulsador de los intermitentes, ya que hay que forzar algo la mano izquierda para accionarlo.

Todo lo demás queda al alcance de la mano de cualquier tipo de usuario. Desde la altura del asiento, de la que ya hemos hablado, hasta la colocación de las estriberas, que se encuentran en una ubicación muy adecuada para no tener que forzar la posición de conducción. En este sentido hemos de añadir, no obstante, que la palanca del cambio de velocidades se coloca relativamente elevada y cuesta un poco más de lo normal subir marchas.

El radio de giro es muy corto. De modo que no se necesita mucho espacio para cambiar de sentido, por ejemplo. Además, en los giros más cerrados, tanto el tacto del embrague como el del motor –que además apenas vibra– también facilitan muy mucho la maniobra.

La Keeway TX 125 S está a la venta a un precio de 1.899 euros; tal vez, el mayor y más convincente de sus reclamos.

Solo +

  • “La horquilla invertida con las barras en color dorado le da un aspecto muy deportivo al conjunto”.
  • “Esta Keeway es muy polivalente, tanto por su concepto trail como por la facilidad de manejo”.
  • “Me ha gustado mucho que el radio de giro sea tan corto y que se llegue con los pies al suelo sin problemas, así como la frenada de ambos trenes y el carácter relativamente suave del motor”.
  • La frenada delantera se compone de un disco lobulado de perfil aserrado, de diámetro medio, con pinza de dos pistones”.
  • “El motor es un sencillo monocilíndrico de ciclo 4T, refrigerado por aire y alimentado por un carburador”.

Solo –

  • “La instrumentación es muy justa: una pequeña pantalla LCD, velocímetro analógico, unos chivatos; ni parcial, ni nivel de combustible…”.
  • No me ha gustado mucho la ubicación de la palanca del cambio, que hace que tengamos que forzar el pie para subir velocidades, ni el cuadro de instrumentos, de los más espartanos del mercado”.
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.044

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos