fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

Keeway RK V125 C y Sixties 125-300. La familia crece

Siguen llegando novedades para ampliar el catálogo de la marca asiática, dando pruebas del empuje de los modelos de esas latitudes en nuestro país y en Europa en general. En este caso se trata de una nueva custom ligera, además de un scooter de corte clásico, las Keeway RK V125 C y Sixties 125-300.

La primera es una custom, que a pesar de su modesta cilindrada, sigue los cánones más ortodoxos de su clase, máxime al estar propulsada por una motor bicilíndrico en V. Se trata de una nueva mecánica de 125 c.c. refrigerada por agua y alimentada por inyección electrónica que monta culatas de tres válvulas.

Este corazón, capaz de entregar 14,5 CV de potencia y un par máximo de 14,4 Nm, casi al límite de la categoría, luce un escape 2 en 1 que discurre bajo por su costado derecho.

Keeway RKV 125 C

En su parte ciclo se observan una horquilla invertida acompañada de una pareja de amortiguadores traseros, en tanto que los frenos confían en un disco delantero de 300 mm y un rotor trasero de 240 mm, asistidos por un sistema CBS.

Las ruedas son de 17” en ambos ejes y montan neumáticos generosos en goma en sus llantas de aleación, 120/80 y 140/70 respectivamente.

El depósito de gasolina de formas clásicas ofrece 19 litros de capacidad y el asiento apenas se eleva a 690 mm del asfalto, detalle que unido a un peso de sólo 164 kg en seco, convierten a esta Keeway RK V125 C en un modelo apto para todas las tallas.

Scooter por partida doble

En lo tocante al Sixties, Keeway tiene a bien presentarlo en dos cilindradas, 125 y 300 c.c.

Su aspecto, marcado por unas líneas de lo más tradicional, está marcado por un buen número de detalles como el emblema montado sobre el guardabarros delantero o la parrilla de estilo automovilístico que preside el escudo y aloja los intermitentes. A esto hay que sumarle una práctica porta paquetes trasero o un elegante asiento en dos piezas.

Sixties 125-300

La iluminación se confía en su totalidad a elementos led y cuenta con una cerradura con cierre magnético, plataforma plana, gancho para bolsas escamoteable y una guantera en el retroescudo.

Las mecánicas difieren -evidentemente – en ambas versiones, monocilíndricos de 4 tiempos refrigerado por aire en el octavo de litro y por líquido en el caso del 300. Las potencias siguen el mismo patrón, de modo que la pequeña disfruta de 10 CV por los 19 de su hermana mayor.

Ambas montan ruedas de 12 pulgadas y por lo que respecta a los frenos, la 300 combina un disco delantero de 230 mm. con un 220 trasero y sistema ABS, mientras que la 125 utiliza un delantero de 220 mm y un trasero de 215 mm. En este caso el sistema es asistido por un CBS.

Por cierto, un pequeño detalle que hace referencia a la herencia germana de la Sixties puede observarse tanto en el tapizado del asiento trasero como en la rejilla frontal del escudo. Se trata de la marca Victoria, la original creadora de estos modelos.

En cuanto a los precios, la Keeway RK V125 C se cotiza a 3.790 euros y las Sixties van de los 2.590 euros de la 125 a los 4.090 euros de la 300.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1