Kawasaki Z800 Cup, la marca del Zorro
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Kawasaki Z800 Cup, la marca del Zorro

Publicado

el

Como nuestra protagonista, el Zorro, con tan sólo cambiarse de traje y ponerse el antifaz, el sombrero, la capa y el sable, pasaba de ser un ciudadano cualquiera a convertirse en el superhéroe más atractivo y amado de su comunidad en defensa de los pobres. Nuestra Z800 Cup es capaz de ser la naked más natural en un día cualquiera, como con tan sólo un cambio de traje convertirse en la moto de carreras más excitante dentro del Campeonato Nacional de Velocidad más competitivo del mundo.

Son tiempos difíciles para muchos, y por tanto hemos de adaptarnos a la situación que vivimos, pero esta situación no es excusa para que no tengamos momentos de ocio y diversión. Kawasaki ha entendido este momento y se adapta a los tiempos cambiando el modelo de la Copa Kawasaki. Con este cambio recupera el espíritu más genuino de las copas de promoción al usar una moto más asequible con una preparación mínima y de doble uso.

Allá por las décadas de los 70 y 80, las copas de promoción se pusieron de moda y fueron un éxito que catapultó a muchos de nuestros campeones al éxito mundial, y marcaron el camino del motociclismo deportivo actual. Las motos que se usaron fueron modelos de calle usuales semideportivos naked. Ahí estaban, entre otras, la Copa Ossa Yankee, la Copa Bultaco Streaker, la Copa Yamaha 400 o la Copa Yamaha RD 350. El éxito fue enorme; ¿cuál fue la razón de tanto éxito?

Recordad que en esa época, nuestro país también atravesaba profundas crisis políticas y económicas y, por tanto, si se quería hacer algo popular, tenía que ser barato y sencillo. Entonces pocos aficionados podían llegar a tener, aunque mínima, una estructura de carreras. Las parrillas de los campeonatos más exclusivos estaban vacías, pero la invención de las copas monomarca de promoción animaron los campeonatos gracias a su simplicidad. Uno se podía comprar una moto estándar con poco dinero, adquirir el mínimo kit de carreras, conducir hasta el circuito, montarlo en poco tiempo, correr, ganar, y volver a casa con la misma moto que usaba para desplazarse en el día a día. Pues bien, La Z Cup recupera esa esencia y abre el abanico de posibilidades a participantes que con pocos medios deseen disfrutar de las carreras con el apoyo y garantía de una marca de primera línea.

El formato de la nueva Z Cup continúa con la misma estructura que la Ninja Cup que tanto éxito ha tenido en estos últimos años. El único cambio significativo es la nueva moto; el resto de la estructura de paddock exclusivo, asesoramiento técnico de la marca y campamento dentro de la estructura del CEV sigue exactamente igual.

En esta nueva temporada 2013, el campeonato constará de seis carreras en cuatro certámenes. Observad los recuadros adjuntos para saber el calendario, circuitos, preparación y requisitos.

El arma del Zorro
No, no es una espada, es la Z800 estándar que ya conocéis porque ya la hemos probado en números anteriores, y que con un mínimo kit de fibras, suspensiones y escape está lista para las carreras. ¿Qué ventajas ofrece Kawasaki usando este modelo?

La primera ventaja es que la Z800 es un modelo económico, con enormes prestaciones y poco mantenimiento; la segunda es que puede ser la misma moto que usamos para ir al trabajo o salir los domingos a curvear, y que con pocos minutos se puede convertir con el montaje sencillo del kit de preparación en una moto de carreras; la tercera es que lo podemos hacer nosotros mismos, ya que muchas piezas no necesitan un instalación complicada y sus partes son sustituibles con rapidez, como por ejemplo el portafaros, o el soporte de la matrícula bajo el colín de fibra.

 

La moto usada en la Copa Z800 es casi una moto

de serie con unas modificaciones mínimas

El único trabajo más complejo es el que se realiza sobre las suspensiones, pero que modifica muy pocas cosas. Conserva la base de suspensión original y consigue un rendimiento mucho mayor. Estas modificaciones pasan por el cambio de muelles, aceite, e instalación de regulaciones en compresión. Este trabajo está realizado de antemano por el preparador HRG y listo para que sus manipulaciones para la puesta a punto sean sencillas de realizar.

¿Supongo que queréis saber cómo se comporta esta moto con la preparación? El equipo de Kawasaki nos citó en el circuito Parcmotor Castellolí, cerca de Barcelona. Dani Ribalta, piloto colaborador de la marca, fue el encargado de su puesta a punto preliminar y confesó que con poco trabajo la moto ya funcionaba con mucha efectividad. Nos dejó dos unidades preparadas y a punto idénticas, como las que recibirán los que decidan participar en la Z Cup.


 

La verdad es que la estética de la moto es impresionante. Dan ganas de correr nada más verlas sobre el caballete, con los calentadores verdes, el cuatro en uno brillando, las fibras decoradas con todos los patrocinadores y colaboradores, y los mecánicos alrededor ultimando los últimos pormenores.

Observo los detalles y me intereso por las nuevas estriberas regulables con instalación del Shifter electrónico de cambio de marchas, el amortiguador de dirección, el tapón Lightec del depósito sin llave, o el nuevo manillar. Observo que las manetas son las mismas de serie y la cúpula delantera se sustituye a modo de quita y pon en pocos minutos sin necesidad de complicados enredos; el colín es un monoplaza de fibra y la quilla obligatoria protege los relucientes colectores de escape. Aparte de estos detalles, el resto de la moto es de estricta serie.

Nada de espadas, Rock & Roll

¡¡Buahh!! Señoras y señores, ¡cómo suena el cuatro en uno!, emite un ronquido lleno y estridente, sin duda muy excitante. De las dos unidades que Kawasaki dispone, escojo la que usa el reenvío del cambio inverso. Varío la rotación del manillar y la altura de las manetas, ya que la posición más elevada sobre la pletina modifica en gran medida el modo de frenar y girar. Arranco, y pocos metros después me enciendo rápidamente. El cuatro cilindros empuja con mucha energía, el cambio va superpreciso, rápido. El equilibrio de las suspensiones ofrece un compromiso interesante. Está lo suficientemente rígida para actuar y pilotar fuerte, y lo suficientemente suave para pilotar con información y comodidad. Es muy fácil manejarla, tanto en los ángulos más complicados como en las curvas más rápidas. Rodando algunas vueltas detrás de Ribalta con su ZX-10R alcanzo precisión en las referencias de frenada y descubro trazadas que mejoran mi ritmo. Pero lo que más me sorprende es que en la primera fase de aceleración, la Z800 aguanta tras la SBK mucho más tiempo de lo que pensaba.

 

El equilibrio de las suspensiones

ofrece un compromiso interesante;

rígidas, pero transmiten mucho al piloto

En otras maniobras, donde creía que sería más crítica, es decir, en los cambios de trayectoria más bruscos, la moto no se retuerce como esperaba y mantiene la línea sin movimientos. Donde pensaba que el chasis sufriría, proporciona una torsión justa para que las reacciones en la frenada y aceleración sean más suaves y progresivas. En las frenadas, los latiguillos metálicos proporcionan una acción más continua que en la moto de serie, pero hay que apretar la maneta con energía para pararla, y hay que tener en cuenta que si no están bien reguladas en altura, la fatiga de las muñecas aparecerá temprano.

Después de la primera tanda vuelvo a la pista para rodar con más ritmo. En esta fase necesito algunos retoques de precarga en el amortiguador para que el neumático no sufra tanto al acelerar. Una vez mitigados, vuelvo de nuevo y el vuelta a vuelta se vuelve satisfactorio; tanto, que empiezo a plantearme apuntarme en alguna carrera de la copa. Para alguien como yo, que ya tiene una edad, una moto como ésta aporta la suficiente sensación como para sentir el más puro pilotaje y la tranquilidad de unas prestaciones asimilables tanto para la vista, la posición y los reflejos. La Z800 corre lo justo, acelera una pasada y se maneja sin mucho esfuerzo.

Si os fijáis en el portanúmeros delantero, quizás echéis en falta una cúpula más elevada. No es inconveniente para pilotar, aunque está previsto un accesorio para el que lo desee y quiera incrementar la aerodinámica.

Gomas
Los neumáticos que se usan en la Z Cup son los Michelin Power Cup. Se podrán elegir tres compuestos distintos. El que mejor rendimiento tiene es el compuesto B, el mismo que usamos para la prueba. Realizamos cuatro tandas de cinco vueltas, y todavía permanecían en buenas condiciones; sin embargo, en cada circuito y circunstancias su rendimiento variará. Michelin también pondrá a disposición de los participantes, además de un compuesto más blando y otro más duro, neumáticos de agua.

Si los pobres de las historias del Zorro somos nosotros, la Z800 de la Z Cup 2013 es nuestra heroína. Con tan sólo un antifaz y 12.500 € tendremos la moto preparada con el kit montado, mono, un juego de neumáticos, inscripciones, y por delante un reto con diversión e infinidad de premios. Tanto si eres un joven con grandes expectativas, una chica guerrera, como un pureta con el síndrome de Peter Pan, la Z Cup es tu libertadora.

 

Presentación publicada en el Solo Moto nº1912
Si quieres el número puedes pedirlo a nuestro departamento de suscripciones

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2058

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos