PUBLICIDAD Billboard
Fotos: Ilustración: Albert Escoda

Llegó la moda tuning, Kawasaki Z1000

La moda de las meganakeds deportivas de altos vuelos y de agresivo diseño tuning nació con esta bestial Kawasaki Z1000, que en aquel momento bautizamos como la moto de Mazinger Z.

Corría finales de 2002 cuando la marca de Kobe dejó ver su última creación, la Kawasaki Z1000, una moto que no dejó indiferente a nadie y que nos sorprendió. Esto fue lo que escribimos de ella hace 20 años, y con una ilustración de nuestro amigo y colaborador Albert Escoda.

“Para los que no lo recordáis, Mazinger Z fue una serie de animación de ciencia ficción nipona, que arrasó en las pantallas de todo el mundo a finales de los 70. En ella, un robot gigante futurista era conducido por un joven, Koji Kabuto, para luchar contra el mal. ¡Eso es imaginación!

PUBLICIDAD Content_1

La misma imaginación que han puesto los ingenieros de Kawasaki para crear una moto que aparenta ser tan fuerte, poderosa y robusta como el mismísimo Mazinger Z.

Kawasaki Z 1000 con dibujo de Mazinger Z
Desde luego la Z1000 le queda perfecta a Mazinger Z…

Bien pensado, no quedaría nada mal bajo las nalgas de ese gigantesco robot, creación de la fantaciencia. Porque, y eso salta a la vista, la nueva Z1000 es increíblemente diferente y radical a lo que nos tenía acostumbrados la marca en los 70, pero no tan sólo por su estética, sino también por su mecánica.

La Kawasaki Z1000 inauguró la corriente tuning en las motos de serie

¿Qué pensaríais de una naked dotada del potente motor de la superbike ZX-9 R? Pues eso, bestial.

PUBLICIDAD Content_2

La nueva criatura de Kawasaki podría ser un rival temible para las Honda CB 900 o Yamaha Fazer 1000 -sus rivales del momento-, pero pensándolo bien, en realidad es de una nueva raza.

Con su estética agresiva, sus escapes de adorno, y sus detalles de color, como las tapas del motor o los palos de las llantas pintados a juego con la moto, se enmarca dentro de la corriente tuning, que tanto furor hace en Europa.

Muchas marcas se sumarían a este estilo en breve, como por ejemplo BMW y su prototipo de Roadster naked fun, presentado recientemente en Munich.

PUBLICIDAD Content_3
Foto de la Kawasaki Z1000 de 2003
Era una moto tuning a tope.

Kawasaki vuelve a apostar por las nakeds potentes, agresivas y, por qué no, divertidas. Si Mazinger Z tuviese una moto, sería, sin duda, la Z1000.

Su motor derivaba del tetracilíndrico que equipaba la Kawasaki ZX-9R, su superbike más potente

Por cierto; ¿sabéis que significa Mazinger en japonés? Es una palabra inventada derivada de mazin, cuyo significado hace referencia a un ser mezcla de demonio -ma- y de dios -zin-… una palabra adecuada para la nueva meganaked de Kawasaki: Mazinger Z 1000…”.

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

En aquel momento esta tetracilíndrica en línea transversal heredaba el motor de la superbike ZX-9R ligeramente despotenciado -4T, LC, 16V, DOHC- de 953 c.c. y 126 CV, y que estrenaba inyección electrónica, centralita de 32 bits, bujías de doble electrodo y con pipas que ya tenían las bobinas integradas.

PUBLICIDAD Content_4

Con instrumentación digital derivada de la ZX-6R, tenía doble disco de freno delantero de 300 mm con pinzas Nissin de 4 pistones, horquilla invertida, monoamortiguador posterior con sistema uni-Trak y un peso de 198 kg.

Y los escapes eran muy diferentes, dos escapes dobles, geminados, situados en posición baja, que reforzaban aún más su aspecto tuning.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Cuando se puso a la venta en febrero de 2003 la Z1000 en nuestro país costaba 10.817 euros y se ofreció en tres colores: verde lima, naranja y negro. Y una última curiosidad, en aquel momento Derbi era el importador oficial de las Kawasaki en nuestro país.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario